Cómo se hace una reclamación por pérdidas o daños en envíos

Si has sufrido algún problema en tus envíos o has tenido algún daño en la mercancía recibida, hoy te explicamos los pasos que tienes que seguir para hacer una reclamación.

cajas

El mundo ha cambiado a gran velocidad. Tanto es así que nuestra forma de comprar es muy distinta a la que teníamos en el pasado e Internet se ha apoderado de nuestras vidas. Sin embargo, con estas nuevas formas de consumo han aparecido también otros problemas que no siempre sabemos cómo resolver. Hoy queremos hablar de uno de los más habituales en las compras online. Es el que hace referencia a cómo hacer una reclamación por pérdidas o daños en envíos. Si eres de los que alguna vez te ha pasado, o decides ser un consumidor prevenido, lo que te vamos a contar te interesa.

Puede ocurrir que cuando el mensajero llega a tu casa el envío no llega en perfectas condiciones. Incluso en ocasiones puedes verlo por ti mismo, pero en otros casos no te das cuenta hasta que abres el paquete y compruebas la mercancía en el interior. En otros casos, sobre todo en envíos que no se hacen con correo certificado, puede que te pase que la mercancía no llega porque termina por extraviarse. No importa a cuál de estas situaciones tengas que enfrentarte porque hoy queremos darte las claves para descubrir cómo hacer una reclamación para pedidos online defectuosos o extraviados. Antes de pasar a descubrir los pasos, me gustaría recomendarte también nuestros post acerca de cómo hacer una reclamación bancaria o acerca de cómo reclamar a una compañía telefónica.

Lo que tienes que saber sobre una reclamación por pérdidas o daños en envíos

Antes de detallarte cómo hacer una reclamación de pérdidas o daños de envío en la mercancía que habías pedido por internet debes saber que es importante que lo hagas todo cuánto antes. De hecho, las reclamaciones por este tipo de daños son más efectiva cuanto antes se reaccione. Al fin y al cabo, la empresa de transporte pone menos problemas para asumir que es culpa suya si se reclama nada más recibir el pedido que si se esperan unos días para hacerlo.

Cómo se hace una reclamación

Lo primero que debes hacer para una reclamación por pérdidas o daños en envíos es redactar un escrito que harás llegar, en primera instancia, al servicio de atención al cliente de la compañía de transporte que te ha atendido. En este caso es importante que en la redacción no falten los datos que te vamos a mostrar a continuación:

  • Una descripción de los daños o problemas que se ha tenido con la mercancía con los máximos detalles y, si es posible, acompañada de fotos y otras pruebas disponibles.
  • Al mismo tiempo en la reclamación se debe hacer una descripción del embalaje en el que se entregó el producto y su estado original. Si es posible, incluir una descripción de las protecciones que llevaba el producto, si es que las hubiese.
  • Si el envío incluía varios productos y solo uno de ellos ha sufrido daños, hay que especificarlo claramente en el escrito de reclamación.
  • En caso de solicitar que se devuelva el importe del coste del producto, ya sea porque se dañó o porque se extravío, hay que hacerlo constar en el escrito de reclamación añadiendo siempre que se pueda datos del valor real de éste como pueden ser las facturas o recibos de compra.

Las Juntas Arbitrales de Transporte

Aunque antes de acudir a ellas es importante que sigas los pasos que te hemos especificado en el párrafo anterior, si en los siguientes 90 días no recibes ninguna respuesta es recomendable que envíes la misma reclamación a la Junta Arbitral que revisa a la compañía en cuestión. Éstas se han demostrado realmente efectivas a la hora de resolver conflictos y podrías encontrar la más fácil solución a tu problema por esta vía que no requiere de mayores esfuerzos que conocer el ente al que te diriges y el envío de toda la documentación anterior.

La última de las opciones que tienes disponible para reclamar pérdidas o daños en envíos son los tribunales. Sin embargo, se trata de una vía realmente costosa que no siempre compensa el precio que se paga por un determinado producto y que debería hacértelo repensar dos veces antes de comenzar un pleito legal. Además, lo más habitual es que con todo lo que te hemos explicado encuentres una resolución a tu conflicto.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...