¿Cómo saber cuál es la potencia de luz que necesito?

Conocer cuál es la potencia de luz que necesitas para tu hogar es importante a la hora de ahorrar dinero. Hoy te ayudamos a saber si puedes bajarla.

factura luz

La factura de la luz es uno de los gastos domésticos que más preocupa, sobre todo tras las numerosas subidas que ha sufrido el servicio. Sin embargo, tras la reforma eléctrica, los usuarios pagan más dinero inclusive si consumen menos porque se han encarecido los peajes de acceso y la cuantía fija que se abona en el recibo de la luz. Una de las fórmulas que se ha popularizado para intentar bajarla consiste en reducir la potencia de luz. Aún son muchos los usuarios que no saben hasta qué punto podrían hacerlo y precisamente de ello queremos hablarte hoy.

Aunque existen muchas maneras de aproximarse para conocer cuál es la potencia de la luz que necesitas, ninguna te dará la solución exacta y debes ir con cuidado al solicitarla porque las compañías limitan los cambios de potencia que pueden hacerse a, generalmente, uno al año. Eso quiere decir que si te quedas corto en el cambio, podrías verte en serios problemas para poder poner más de un electrodoméstico de los que tienes en casa a la vez. Además, hay que considerar que bajar la potencia (o subirla), no es gratuito sino que tiene un coste de unos 10 euros por cada punto.

Calcular la potencia de la luz que necesito

Hacer un cálculo de la potencia de la luz que necesitas para tu hogar puede hacerse utilizando varias fórmulas. En este artículo queremos compartir contigo un valor aproximado de la que necesitarías según el número de personas que están generalmente en casa, y también te vamos a mostrar cuáles son los electrodomésticos con los que debes tener más cuidado, pues son los que más consumen y los que podrían hacer imposible que bajes la potencia sin que se caiga la luz de tu hogar.

Según el número de personas que viven en casa

  • Piso para dos: en una vivienda de estas características, salvo que se cuente con muchos electrodomésticos de alto consumo y se vayan a utilizar al mismo tiempo, se puede contratar la potencia más baja, es decir la de 3,45 kW. Sin embargo, en algunos casos, donde no haya instalación de gas es probable que se necesiten alcanzar los 4,6 kW.
  • Familia con dos niños o piso compartido por más de dos adultos: en este caso podría resultar suficiente con una potencia de 4,6 kW, aunque si se cuenta con aparatos de alto consumo, quizás haya que aumentar hasta los 5,75 kW.
  • Vivienda con 5 adultos o más: en este caso hablamos de unas necesidades eléctricas mayores, tanto por la cantidad de electrodomésticos que se utilizarán como por el uso intensivo al que estarán sometidos. Aunque todo dependerá del tipo de aparatos que se incluyan, de manera general se recomienda una potencia que esté entre los intervalos de 5,75 kW y 6,9 kW.

Los electrodomésticos que más influyen al bajar la potencia

  • Secadora: es uno de los aparatos que más consume, sobre todo en invierno, donde se suele poner más a menudo. Para que no incida demasiado en la potencia que necesitas, se recomienda ponerla cuando no estés en casa, o por la noche, cuando apenas existe consumo eléctrico.
  • Vitrocerámica: es otro de los electrodomésticos que incrementa la potencia necesaria. Dependerá mucho del modelo pero será difícil que con ella y con alguno más puedas quedarte en el mínimo disponible.
  • Horno: es también habitual que a causa de tenerlo encendido, junto con la anterior o con la freidora, se caiga el machete. Aunque no por ello hay que subir la potencia, sino buscar los momentos adecuados para utilizarlo.
  • Freidora: si tienes una en casa procura utilizarla solo cuando sea estrictamente necesario y sin compaginarla con otros electrodomésticos de alto consumo. De lo contrario necesitarás una potencia realmente elevada para usarlo todo a la vez.
  • Secador de pelo: pese a que tiene uno de los consumos más altos, es poco habitual que afecte a la potencia de la electricidad contratada porque se usa de manera ocasional.
  • Calefactores eléctricos: dependen en gran medida de la potencia que necesiten para funcionar. Comprueba la del tuyo y asegúrate de que no sea demasiado alta para intentar ahorrar en la factura eléctrica.

Además de los que hemos mencionado, pueden existir otros electrodomésticos que tengan gran incidencia en tu factura y que hagan pensarte dos veces la bajada de potencia en tu factura de la luz. Para que te hagas una idea de cuáles pueden ser los que más influyan

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...