¿Cómo elegir el calentador de agua más eficiente?

Las diferencias que existen entre los calentadores de agua se notan mucho en el consumo de energía. Hoy queremos contarte cuáles son los más rentables y con cuáles puedes ahorrar más.

calentador

Cuando se habla de bajar la factura de la luz o del gas, uno de los elementos más importantes para lograrlo es sin duda elegir un calentador adecuado. El calentador es uno de los elementos que más energía consume, pero dependiendo del tipo que sea y de cómo se utilice puedes tener un consumo más ajustado a tu presupuesto. Hoy vamos a explicarte cómo son los calentadores del mercado y te daremos algunos consejos para conseguir optimizar el dinero que te gastas mensualmente en ellos.

Para empezar a entender cómo funcionan los calentadores hay que diferenciarlos básicamente en dos tipos. Aquellos que funcionan con energía inmediata, es decir, que proporcionan agua caliente en el momento en el que se pone el grifo en esta posición; y por otro lado están aquellos que utilizan acumuladores o tanques que mantienen calientes todo el tiempo para permitir que el usuario tenga agua caliente al encender el grifo. Tener un calentador inmediato o uno de acumulación cambia por completo el gasto de energía del hogar.

Los calentadores eléctricos, es decir, los que funcionan con la luz son de acumulación. Los calentadores de gasoil o de gas natural son aquellos que se llaman inmediatos. Evidentemente, entre unos y otros hay gran diferencia, pero entre ellos mismos también. Para elegir un calentador que ofrezca una relación consumo-precio asequible hay que fijarse, como en todos los demás electrodomésticos, en las etiquetas identificativas de la energía que consumen. Así, en caso de que vayas a cambiar el calentador no compres nunca uno que tenga las categorías más bajas porque te saldrá mucho más caro a largo plazo.

¿Cuál es el mejor calentador en el mercado?

Para elegir un calentador nuevo habría que seguir una serie de pasos que te llevarán a elegir el calentador que menos consume y que te permite tener una vida en el hogar cómoda. A continuación vamos a resumirlos, pero en caso de que no puedas cambiar el tuyo, tras esto te daremos algunos consejos para optimizar el consumo sea cuál sea el calentador que tengas.

  1. Los calentadores de acumulación trabajan continuamente para mantener caliente el agua que acumulan. Eso significa que estás desperdiciando un montón de energía y, por lo tanto, estás gastando un montón de dinero que podrías ahorrar si te quedases con un calentador de los inmediatos.
  2. Dentro de los calentadores inmediatos, el calentador de gasoil necesita un tanque de importantes dimensiones. Pese a que generalmente el gasoil es más económico, las fluctuaciones de precio que sufre hacen que no acabe compensando si no se tienen las previsiones adecuadas. Por eso, y por la instalación, lo mejor es elegir un calentador de gas natural.
  3. El calentador de gas natural no solamente gasta menos, sino que no contamina en absoluto al medioambiente. Sin embargo, dentro de la oferta que hay en el mercado se debe elegir uno con el consumo óptimo. Guíate de las etiquetas y revisa en las tiendas outlets, ya que puedes encontrar precios de gamas que han dejado de fabricarse con los que ahorrar hasta el 50% del dinero en uno nuevo.

Como ves, la respuesta a cuál es el mejor calentador para ahorrar energía y bajar la factura del hogar es el calentador de gas natural. Sin embargo, sabemos que no todo el mundo puede cambiar el suyo de casa y no por ello tiene por qué renunciar al ahorro de energía. Sobre todo en el caso de los calentadores eléctricos, hay algunas cosas que puedes hacer para evitar gastar de más y conseguir que la factura de la luz que te trae de cabeza baje un poco.

  1. Aprovechar las tarifas nocturnas: cambiar de hábitos puede ayudarte a mejorar el consumo eléctrico de agua caliente. Utilizarla en aquel horario en el que la luz es más económica resulta fundamental para conseguir que la factura se reduzca de una manera considerable.
  2. Colocar un temporizador: cada calentador es distinto, pero es necesario colocar un temporizador que se ajuste al funcionamiento del tuyo y también al uso que le das al agua caliente. Si lo haces, reducirás el tiempo que el calentador se encuentra consumiendo energía y, por lo tanto, conseguirás ahorrar en la factura de la luz. Considera que desde que permanece apagado hasta que el agua se enfría pasa un tiempo por lo que podrías conseguir una optimización realmente importante en uno de los gastos domésticos más importantes.

Vía: En Naranja

Foto: calentador vía Shutterstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...