Cómo ahorrar dinero en las facturas de luz, agua y gas

Para ahorrar en la factura de la luz, el gas y el agua puedes hacer varios trucos poco conocidos. Cambia los electrodomésticos, pon una tarifa de discriminación horaria y pon el termostato a una temperatura baja

Planificar tus finanzas pandemia

Sin duda, las facturas de suministros pueden ser un gasto bastante importante. Mucha gente paga mucho dinero en luz, agua y gas, servicios indispensables para hacer vida normal.

Eso sí, una factura bastante grande puede estropear nuestra economía, impidiendo que ahorremos dinero. Por suerte, hay algunos trucos que nos ayudan a ahorrar dinero en este tipo de facturas.

Los mejores trucos para ahorrar en facturas

En primer lugar, vamos a ver la factura de la luz. Generalmente, puedes elegir entre el mercado regulado y el PVPC. Dependiendo del uso que hagamos de la luz, nos puede convenir más un tipo de luz u otra.

Por ejemplo, las tarifas PVPC pueden tener discriminación horaria, en la cual nos saldrá más barata la luz en ciertas horas. Si eres una persona que hace vida por la noche, podrás aprovechar para poner los electrodomésticos que más gasten a esas horas y ahorrar bastante en la factura.

Además, elige solamente la potencia contratada que te haga falta, ya que podrías necesitar menos. Si tus electrodomésticos gastan mucha luz, quizá te salga rentable a largo plazo cambiarlos, especialmente la nevera y la lavadora. Además, podrás usarlos con menos potencia contratada sin que salten los plomos.

Para ahorrar en la factura de gas deberías optar por mejorar el aislamiento del hogar, el cual baja la necesidad de usar la calefacción. También es buena idea cambiar una caldera, poner la temperatura del agua caliente más baja de lo normal y la de la caldera también. Cada grado te puede ahorrar un 17% en la factura.  Además, podría ser buena idea instalar grifos termostáticos.

La factura del agua no se puede bajar tan fácilmente, pues solamente hay una tarifa disponible. Eso sí, todavía se puede ahorrar bastante agua con algunas medidas. Por ejemplo, puedes hacer las medidas típicas que funcionan, como cerrar el grifo al lavarse los dientes, evitar las goteras y ducharse en vez de bañarse.

Además, hay otros métodos para ahorrar agua, como poner limitadores de caudal y usar un pulsador de doble botón para el inodoro. Otra buena opción es reutilizar agua sucia, utilizando por ejemplo el agua sobrante de la bañera para regar las plantas de casa.

Finalmente, en el caso de que te corresponda, puedes solicitar bonos sociales, los cuales te pueden hacer hasta un descuento del 50%. Para acceder a ellos hay que cumplir algunos requisitos relacionados con la renta, el número de familiares a cargo y el riesgo de exclusión.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...