Calcular cuál es el alquiler máximo que te puedes permitir con tus ingresos

Para calcular el alquiler máximo según el sueldo se usa la regla del 30% (sólo destinar el 30% o menos del sueldo menos deudas) y la regla del 40 (tu sueldo anual menos deudas debe ser al menos 40 veces superior al precio del alquiler)

Calcular alquiler máximo ingresos

En estos tiempos que corren, comprar una vivienda es muy complicado y poca gente puede acceder a una hipoteca. En su lugar, cada vez más personas han apostado por la opción del alquiler, especialmente los más jóvenes. Lo cierto es que esta opción tiene sus ventajas, como olvidarse de gastos de mantenimiento de la vivienda, comunidad y derramas.

Eso sí, los alquileres en España están bastante caros y los sueldos no son especialmente boyantes. Por este motivo, mucha gente con salarios ajustados se preguntan cuál es el alquiler máximo que se pueden permitir con su salario, es decir, qué porcentaje del sueldo deberían gastar en pagar alquiler y seguir teniendo una economía responsable.

Así se calcula el porcentaje de alquiler máximo que puedes permitirte

Hay algunos tips que te permitirán calcular en realidad lo que te puedes permitir, ya que hay algunas «trampas» y gastos que la gente no tiene en cuenta.

¿Cuánto me puedo gastar?

Cuando estés buscando alquiler, no cometas el error de solo tener en cuenta tu sueldo. También ten en cuenta los gastos fijos que tengas que pagar todos los meses.

Por ejemplo, puede que tengas que pagar algún préstamo o que tengas algunos gastos fijos como seguros, suscripciones o pagos de tarjeta de créditos. Suma esa cantidad y después réstala a los ingresos brutos mensuales del hogar.

Eso sí, no todo van a ser malas noticias. También puedes sumar otras fuentes de ingresos fijas además de tu sueldo a los ingresos brutos. Por ejemplo, si recibes dinero por un alquiler, una inversión o algún activo y el ingreso sea estable, lo puedes sumar.

Las dos reglas para calcular el precio del alquiler

Hay dos reglas que te permitirán calcular un alquiler razonable. Aplica una de las dos, ya que son similares:

La regla del 30%

Esta regla es muy sencilla. Como su nombre indica, el precio del alquiler no puede superar el 30% de nuestros ingresos brutos mensuales menos las deudas. 

Por ejemplo, si cobras 1700 euros y tienes unas deudas de 200, te quedará un neto de 1500 euros para el alquiler. Si calculamos el 30% de esa cantidad, obtendremos un máximo de 450 euros mensuales de alquiler. 

La regla de las 40 veces

En este caso, la regla nos dice que el sueldo anual (restando las deudas) debería ser al menos 40 veces el precio que pagamos por el alquiler. De este modo, deberíamos ser capaces de pagar 40 mensualidades de alquiler en un año en lugar de las 12 habituales, dando un porcentaje algo menor de ingresos que en la regla del 30%.

Por ejemplo, si queremos vivir en un piso de 500 euros al mes, necesitamos unos ingresos menos deudas de 20.000 euros anuales. 

Cómo encontrar un alquiler barato

Por desgracia, la mayoría de los españoles no se pueden permitir cumplir estas reglas y terminan pagando más de lo que deberían. Si no quieres que te pase, todavía tienes la opción de encontrar alquileres más baratos con estos trucos:

Vivir en la periferia

Si vives en una gran ciudad, quizá te puedas ahorrar un gran dinero viviendo en la periferia. La única pega es que el transporte también será más caro, además de perder mucho tiempo en desplazamientos.

También ten en cuenta si está cerca o lejos de los servicios que necesitas, ya que no quieres gastarte dinero en transporte hasta para comprar el pan. En estos casos, lo mejor es hacer números y saber si te conviene estar varias horas fuera de casa, además de buscar zonas bien comunicadas.

Conseguir los mejores precios con particulares

Las agencias inmobiliarias suelen tener un precio fijo, además de cobrarte un mes de comisión por alquilar el piso además de la fianza. Ese precio hay que tenerlo en cuenta a la hora de calcular el coste del piso el primer año.

En cambio, con los particulares te ahorras esa comisión, además de que tienes mayor facilidad para regatear. Lo único con lo que debes tener cuidado es con los gastos soportados, haciendo cálculos sobre si salen rentables o no.

Por ejemplo, una calefacción central encarece el precio del alquiler, pero puede ser un gran ahorro en factura de gas en zonas frías. En estos casos, se podrían romper las dos reglas anteriores, ya que no pagarás una de las facturas más gordas.

Eso sí, hay algunos casos donde las agencias ofrecen buenos precios, así que no las descartes del todo.

Teletrabajo

En estos tiempos, el teletrabajo está de moda y eso puede ser una ventaja para ti. Si consigues un acuerdo de teletrabajo total, podrás vivir donde quieras, pudiendo así vivir en cualquier parte de España mientras haya conexión a internet. Al igual que con la periferia, busca una zona que tenga acceso a todo lo que buscas, para que no te salga más caro el transporte que la vivienda.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...