Cómo preparar un body milk casero

Si amas los cosméticos naturales y te gustaría aprender a preparar los tuyos en casa, puedes aprovechar estos consejos para hacerte un body milk casero hidratante

cremas

Lo cierto es que la cosmética no es precisamente económica, aunque en nuestro blog siempre apostamos por mostrarte las mejores ofertas que nos traen las grandes franquicias y las no tan grandes tiendas online con el único fin de que consigas ahorrarte un buen dinero. Sin embargo, las ofertas no siempre están al alcance de todos, ni tampoco llegan en el momento justo, así que si todavía no has encontrado aquellas que más se ajustan a tus posibilidades hoy te vamos a contar la posibilidad de poder hacer tus propios cosméticos en casa, que van a salirte aún más económicos que las muchas muestras gratis que te ofrecen las marcas y que tanto te gustan, porque en este caso no van a ser en pequeñas cantidades sino que vas a poder utilizarlos en tu día a día.

Aunque hay muchas recetas para preparar cosméticos en casa, nosotros hoy nos vamos a centrar en explicarte qué es lo que tienes que hacer para conseguir preparar un body milk casero con lo que además de ahorrarte un montón de dinero en los que compras en la web, en realidad también vas a poder estar seguro de lo que te echas en la piel, para conseguir además de una hidratación completa, una hidratación natural ¿A qué suena bien? Pues prepárate para tomar nota, porque a continuación te contamos todos los detalles.

Cómo preparar un body milk casero

Ingredientes que necesitarás para el body milk casero:

  • Yogurt cremoso natural
  • Aceite de oliva
  • Aloe vera (puedes hacerte con la planta para utilizarla luego en otros cosméticos naturales)
  • Esencia líquida

Cómo preparar un body milk casero:

Tienes que coger un bol en el que pondrás el yogurt cremoso natural sin azúcar y mezclarlo con un par de cucharadas de café de aceite de oliva. Tienes que mezclarlo con ritmo y continuar hasta obtener una mezcla homogénea de los ingredientes con lo que tendrás que darle unas cuantas vueltas, aunque antes de que te vayas a cansar te comento que podrás tener un body milk y que además aprenderás a hacerlo para las próximas ocasiones, con lo que te podrás olvidarte de comprarlo.

Una vez hayas terminado tienes que mezclarlo con el aloe vera. El aloe vera en planta tendrás que coger una hoja y abrirla, quitándole la corteza más dura de la planta de color verde. En su interior encontrarás una sustancia viscosa, con la cual será con la que trabajes al meterla en la mezcla anterior y volver a remover para obtener de nuevo una crema consistente. Una vez termines, puedes añadir la esencia aromática que más te gusta, aunque esto es opcional, y la única función que tiene es la de que tendrás una crema para el cuerpo con el olor que más te gusta.

Una vez termines, mételo una media hora en la nevera para que acabe de tener la consistencia deseada. Cuando pase es tiempo tendrás un body milk casero para poder utilizar todos los días y lucir una piel estupenda, aunque al no llevar ningún tipo de conservante no te recomiendo que hagas mucho de una vez, sino solamente que lo conserves en la nevera para como máximo una semana. ¿Qué te ha parecido la idea? ¿Te animas a preparar un body milk casero?

Imagen: Sílvia Martín

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...