Limones, naranjas… ¡no tires la piel!

naranjas

Por lo general, cuando pelas un limón o una naranja, seguramente tiras la piel sin plantearte nada más. Pues estamos en crisis, así que hay que aprovechar todo lo que se pueda… 😉

En serio, si en vez de tirar la piel de los cítricos la guardas, podrás utilizarla en la cocina con unos resultados estupendos.

Por ejemplo, la ralladura de la piel de la naranja, el limón o la mandarina es un complemento perfecto para darle sabor a un bizcocho o a unas magdalenas.

Otra posibilidad, también exquisita, es añadir a tu infusión un trocito de piel de de limón o de naranja. Si no lo vas a utilizar en el mismo momento, puedes meter las peladuras en la picadora y después, meterlas en el horno.

El resultado será una especie de granulado que podrás utilizar después, siempre que las guardes en un bote bien cerrado.

En las carnes también pueden dar un toque muy sabroso, o por ejemplo, si vas a hacer un pollo al horno puedes meterle dentro, como si fuera relleno, alguna cáscara de naranja o limón, dependiendo de tus gustos (bueno, o de las peladuras que tengas en casa)

E incluso si dejas secar las pieles y, si tienes chimenea, las echas al fuego cuando estén bien secas, tendrás la casa, además de caliente, realmente perfumada.

Foto | edans
Vía | Ecología blog
En A fin de mes | Empanada, una buena forma de no tirar comida

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...