Las familias recortan en la cesta de la compra

Es evidente que el consumo sigue en caída libre y sin expectativas a que mejore. Y si tenemos en cuenta que la cesta de la compra es la última partida son muchos los hogares que han reducido el volumen.

se reduce los alimentos

Poco a poco se ha ido recortando en las partidas menos imprescindibles. Ocio, viajes, y la venta de coches fue el pasado año la mayor perjudicada. Sin embargo, ahora por esta crisis se comienzan a recortar en el consumo alimentario. La cesta de la compra es la última partida que muchas familias están tocando porque ya no hay donde quitar.

El mayor culpable ha sido la subida del IVA sufrida en septiembre, la bajada de las rentas familiares y sobre todo la gran incertidumbre que alumbran los hogares. Todo ello lleva a muchas familias a reducir el volumen de alimentos y bebidas, y mirar hasta el último céntimo cada oferta.

El consumidor no tiene confianza, y no cree mejore en 2013  de ahí se aplique el mirar mucho las ofertar y reducir en la cantidad de comida que entra en las casas. Y eso es muy cierto, puesto que si antes íbamos al super o al hipermercado y cargábamos de infinidad de productos que a la larga terminaban muertos de risa en la despensa, ahora nos ceñimos a comprar aquellos productos que usamos diariamente.

También sucede que se han cambiado los hábitos en la cesta de la compra para arañar unos euros a la economía familiar. Si bien el aceite de oliva sabemos que es la mar de beneficioso para la salud y nuestras comidas, el aceite de girasol va ganándole terreno, por aquello de ser más barato y muy utilizado para freír, por ejemplo.

Otro dato curioso es la gran cantidad de legumbres que se empiezan a ver en el ‘puchero’. Alubias, garbanzos, lentejas … productos igualmente sanos y equilibrados que llenan muchas cestas de la compra. Y no es para menos. Con un kilo de lentejas guisadas con unas verduritas comen de 6-8 personas y encima te puede sobrar para hacer un puré.

En definitiva se reduce la cesta de la compra pero siempre intentando comer igualmente sano o guiarte por las ofertas y productos de temporada que siempre son más económicos o volviendo a los platos tradicionales de nuestras abuelas.

Imagen | jlastras

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...