La crisis nos lleva a comer más barato e insano

La crisis no solo amenaza nuestros bolsillos, también la salud porque nos lleva a comer más barato pero también de un modo poco saludable.

Se puede comer barato sin poner en peligro la salud

Parece que eso de comer dieta mediterránea está dejándose un poco de lado por aquello de comer más barato. Sin embargo es un error, comer barato no significa que se tenga que comer mal hay diversas estrategias para comer bien sin gastar mucho dinero.

Han sido varios los expertos en avisar de los malos hábitos de comida desde que estamos en crisis y alertar sobre todo de un brote de diabetes tipo 2 precisamente de la insana alimentación, derivada de comer por ejemplo, un postre hipercalórico y rico en grasas saturadas en vez de una pieza de fruta.

Por lo tanto abandonar la dieta mediterránea que mayormente se compone de los cereales integrales, el café, el aceite de oliva, los frutos secos, las legumbres, las frutas y verduras y el pescado, puede derivar a otra crisis peor que la económica, y creo que con la económica ya vamos servidos como para tener después una crisis de salud. Sobre todo de diabetes, una enfermedad a tener en cuenta a lo hora de hacer la cesta de la compra.

Además hoy en día podemos comprar aprovechando las ofertas, congelando las verduras al por mayor y así no correremos el riesgo de comer mal por ahorrarnos unos euros y llegar a fin de mes.

Imagen | El coleccionista de instantes

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...