Ahorrar dinero en las comuniones: trajes de alquiler

Probablemente para conseguir que el presupuesto de las comuniones no se nos escape, los trajes de alquiler sean una de las opciones más viables. Y de ella hablamos hoy.

comunion

Se acerca la época preferida para hacer las comuniones. Lo cierto es que suponen uno de los eventos que más ilusión hacen a las familias y a los propios niños, pero en tiempos en los que la economía doméstica está bastante revuelta, y no en el sentido positivo, el ahorro en este tipo de celebraciones se convierte en una fórmula fundamental para no endeudarse o para no pasar un límite establecido que complicaría luego llegar a final del mes. En este caso en nuestro blog A Fin de Mes te proponemos ahorrar dinero en comuniones alquilando el traje del niño, de la niña e incluso el de los padres.

La verdad es que las tiendas de segunda mano se han multiplicado con la crisis, y las que ofrecen trajes y vestidos en alquiler para eventos especiales también han experimentado su propio boom. Tiene sentido. Al fin y al cabo se trata de algo que muy probablemente solo vayamos a utilizar una vez en la vida, y que carece de sentido comprarlo para simplemente tener que almacenarlo sin más. La realidad es que los trajes de alquiler suponen una ventaja añadida a la compra por precio, y se convierten también en una opción para los que han cambiado ese estilo de vida tan consumista que nos caracterizaba.

En España, hemos visto como las principales ciudades aprovechan a abrir sedes físicas de este tipo de negocios, y al parecer el asunto funciona bastante bien. Algunos ejemplos en Madrid, Sevilla o Barcelona son  Santa Sofía,Arxé o Alquiler de Trajes. Sin embargo, basta una búsqueda en Google para darse cuenta de las opciones que existen en otras urbes de la geografía, y en caso de que dónde vives no lo haya siempre puedes recurrir a otras opciones de alquiler de vestidos de comunión o proyectos similares.

En algunos sitios se convocan puntualmente mercadillos que ofrecen este tipo de producto, y en las tiendas de segunda mano en ocasiones también nos encontramos con esta opción. Por si ya esto fuese poco, precisamente por la crisis han surgido organizaciones sociales en las que se pueden donar los vestidos de comunión para que otros puedan reutilizarlos. Todo depende de lo activos que sean en el sitio dónde vives actualmente, pero está claro que si quieres ahorrar dinero optando por no comprar el traje de la comunión, sí que puedes hacerlo.

Vía: Consumer

Imagen: www.arafoto.es

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...