6 formas para gastar menos dinero si estás en el paro

Si estás actualmente desempleado, y tu prioridad número uno es gastar lo justo, hoy te damos algunas ideas que podrían resultarte realmente útiles en tu cometido.

descuentos desempleo

El paro es uno de los grandes problemas de España. De eso no nos cabe la menor duda. Sin embargo, la realidad de los parados que no encuentran empleo, puede ser realmente dura. El verano ha dado un respiro a aquellos que con un poco de suerte se han beneficiado del empleo temporal, tan habitual en estos tiempos. Y los que todavía tienen derecho a alguna prestación o subsidio económico, se ven bastante complicados a la hora de intentar que no se les escape dinero de más. Así como a aquellos que pese a no contar con ayuda estatal, sí que cuentan con familiares y amigos que les prestan apoyo monetario en estos tiempos tan complejos.

Así que precisamente hoy vamos a recomendarte algunas ideas para que gastes menos, para que el dinero te rinda un poco más, y sobre todo, de las que puedes beneficiarte si te encuentras actualmente en el paro. Y dado que parados hay muchos en nuestro país, las ofertas, descuentos, promociones e ideas un poco más creativas suelen estar escondidas en muchos sitios. Así que si no quieres dejar de tomar nota, y buscar otros trucos para gastar menos, apunta todo lo que te mostramos a continuación con estas seis propuestas.

  1. Descuentos específicos para desempleados: muchos son los negocios que utilizan estrategias de descuentos y de ofertas para llamar la atención de los parados y los desempleados. Así que si conoces alguna tienda que tenga ofertas puntuales, no dudes en utilizarla; pero para sacar más partido de esa condición, lo mejor es llevar siempre la tarjeta del paro, y preguntar en los establecimientos a los que acudimos si disponen de algún descuento, oferta o promoción especial para el colectivo. De hecho, si lo tienen, será lo primero que te pidan, y si lo llevas en la cartera, no habrá forma de que se te olvide en casa y te pierdas esa promoción.
  2. Utilizar servicios y productos de economía alternativa: las aplicaciones como CarSharing y similares han irrumpido en el mercado haciendo propuestas de economía colaborativa con las cuales nos podemos ahorrar unos cuantos euros. Y aunque en este caso no se trata de una propuesta exclusiva para los parados, sí que puede resultar de gran ayuda también para ellos. Al fin y al cabo, mover nos tenemos que mover de algún modo, y ésta es una forma de hacerlo sin que se nos escape el presupuesto.
  3. Eliminar hábitos caros y no saludables: por ejemplo, en el caso del tabaco. Nos gastamos un verdadero dineral en fumar, y al final, nos encontramos con que no nos beneficia en absoluto, sino que más bien daña la salud. Y además, nos sale realmente caro. Así que lo mejor es aprovechar la mala racha económica para intentar dejarlo. Al fin y al cabo, ganaremos mucho tanto en salud como en el bolsillo. ¿No te parece?
  4. Crear un plan de gastos realista: lo mejor para contener gastos es saber de forma específica dónde nos gastamos el dinero. Así que para ello, necesitamos sin lugar a dudas un plan en el que apuntar todos esos gastos que haremos y todos aquellos que van a convertirse en necesarios, y que no pueden quedarse fuera del guión porque sino, tendremos sorpresas a final del mes.
  5. Acepta la ayuda de los demás: aunque realmente para muchas personas, sobre todo las que estaban acostumbradas a ganarse el pan con su esfuerzo diario, y para aquellas que tienen mucho orgullo, resulta muy complejo aceptar que otros paguen por ellos. Sin embargo, en situaciones como éstas, resulta realmente importante aceptar esas ayudas, sean del tipo que sean. Además, siempre puedes pensar que todos los que te están ayudando, en cuanto salgan del bache, recibirán una recompensa por tu parte. Seguramente eso te hace sentir realmente mejor.
  6. Negocia tus deudas: en caso de tener deudas o hipotecas, lo primero que deberías hacer es reconsiderar si habías contratado antes un seguro que cubriera la desocupación. En ocasiones, ciertos productos bancarios nos obligan a hacerlo, y los firmamos solo por esa necesidad para obtener el otro producto, sin darnos cuenta. Así que lo primero será averiguar si disponemos de algo similar. Sino, lo mejor es acudir a nuestra oficina a explicar cuál es nuestra situación y a encontrar un modo de refinanciar la deuda, de tal manera que los pagos sean menores y podamos afrontarlos sin demasiados problemas. O al menos, con menos problemas de los que nos dan en este momento.

¿Has utilizado ya algunos de estos consejos para gastar menos estando en el paro? ¿Se te ocurre alguno más que pueda ser útil a otros lectores que se encuentran en la misma situación que tú?

Imagen: No man´s land

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...