5 trucos para acabar con la cuesta de septiembre en octubre

La conocida como cuesta de septiembre promete seguir en tu vida si no le pones freno. En A Fin de Mes te damos algunos trucos que te serán de gran ayuda para pararle los pies.

Happy woman doing online shopping at home

Aunque el término más conocido popularmente de esas épocas del año en las que generalmente las finanzas van mal es el de la cuesta de enero, cada vez es más habitual hablar de la cuesta de septiembre. Se trata de una época en la que se conjugan los gastos de las vacaciones, con los relacionados con la vuelta al cole de los más pequeños, y los que tienen que ver con el cambio de estación. En esa situación tan compleja, una mala administración de la economía doméstica puede eternizar la llamada cuesta. Y eso es precisamente lo que queremos que no pase. Y te vamos a intentar ayudar hoy desde A Fin de Mes.

La propuesta que te hacemos no consiste en buscar ahorrar dinero como un loco, que también, sino en encontrar el equilibrio perfecto entre los gastos que son necesarios, y aquellos que pueden posponerse. Al mismo tiempo, sobre todo si te estás enfrentando a la vuelta al cole, resulta fundamental hacer partícipes a los más pequeños de lo que está ocurriendo en casa. Sus caprichos no pueden ser una prioridad, y hay que enseñarles que hay cosas más importantes a las que hacer frente.

¡Acaba con la cuesta de septiembre en octubre!

Lo que queremos que consigas es que todos esos gastos que arrastras, en muchos gastos desde agosto, se terminen por fin en el mes de octubre. Es decir, dar por finalizada la cuesta de septiembre cuanto antes ¿Y cómo puedes lograrlo? Pues si pones en marcha las propuestas que te hacemos a continuación es más que probable que lo consigas sin apenas darte cuenta. ¿Quieres asumir el reto con nosotros?

  1. Enseña a tus hijos: uno de los puntos más importantes para evitar llevarte gastos innecesarios hasta octubre es la educación de los más pequeños. Si ellos están constantemente pidiendo el juguete que tiene su mejor amigo, o la marca de moda que lleva su compañero de clase, te será imposible evitar acumular gastos. Por eso, debes explicarle que hay cosas mucho más prioritarias para que lo entiendan y asimilen la situación familiar.
  2. Utiliza la tarjeta de crédito: aunque en nuestro blog siempre te decimos que uses la tarjeta de crédito con cautela, con todas las cosas pendientes de septiembre es un buen momento para aplazar pagos y evitar ahogarte. La idea es que te organices para que todas esas cosas necesarias para el cole y la ropa de la nueva temporada se paguen poco a poco sin que ello suponga arrastrar demasiado tiempo la cuesta de septiembre.
  3. Reutiliza todas las prendas de las temporadas pasadas: con el cambio de estación, la cuesta de septiembre puede eternizarse si empiezas a renovar tu armario. Antes de hacerlo, y aprovechando que aún no hace frío, es un buen momento para poner orden en aquello que ya tienes y ni recordabas por la temporada de verano. Todas las prendas que puedas aprovechar significarán menos gasto.
  4. Cuidado con las inversiones en tecnología: la vuelta al colegio y la vuelta al trabajo en estas épocas suelen dejar una reflexión profunda acerca del cambio de los dispositivos tecnológicos que tienes. Puede que necesites un nuevo teléfono, o que haya que darle relevo a la tablet que tienes. Sin embargo, octubre es de esos meses que se caracterizan por promoción de los dispositivos lanzados hace pocas semanas y, salvo que seas un friki de lo tecnológico al que no le importa pagar más por tenerlo primero, te recomiendo que esperes a noviembre y a las increíbles ofertas del Black Friday o del Cyber Monday.
  5. Disfruta de los planes gratuitos o inventa unos nuevos: cuando llega el invierno, también hay que estar activo y realizar actividades. Sobre todo en caso de que tengas niños en casa de los que se aburren cuando llega la lluvia. Pero el ocio implica casi siempre gasto, justo lo que quieres evitar para terminar con la cuesta de septiembre. Precisamente en ese sentido es un buen momento para consultar la agenda cultural de tu ciudad con cientos de actividades gratuitas a las que asistir. También es buena época para inventar nuevos hobbies, como hacer galletas caseras o manualidades sin salir de casa. Lo importante es pasar tiempo juntos sin que te cueste dinero.

Lo que te hemos planteado en los párrafos anteriores no es más que una idea de cómo se puede decir un adiós definitivo a la cuesta de septiembre. En todo caso, si todavía no las has probado, aprovecho a recomendarte que le eches un vistazo a las aplicaciones que te permiten el control de las finanzas personales porque te resultarán muy útiles a la hora de controlar gastos, así como de prever pagos pendientes de meses anteriores. ¿Te animas a asumir el reto de acabar con la cuesta de septiembre con su ayuda?

Foto: © gpointstudio

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...