5 formas en las que comer bien te ayuda a ahorrar dinero

Comer sano es saludable, y no hay como la comida casera. Pero en este caso vamos a ver cómo con ella podemos ahorrarnos un buen dinero. ¿Quieres descubrirlo?

ensaladas

Comer bien te ayuda a ahorrar dinero. Una afirmación con la que en principio, puede que no estés de acuerdo. Los alimentos frescos y perecederos pueden estropearse rápido si no hacemos una buena planificación de la compra. En muchos casos, lo más natural, sale mucho más costoso que lo que no lo es. Y además, ir al mercado para garantizar todos los días este tipo de comida resulta una buena inversión de tiempo. Entiendo todas estas teorías, pero en realidad me reafirmo en lo primero. comer bien te ayuda a ahorrar dinero, y si eres de los que no se lo cree, te invito a leer las 5 maneras en que puedes conseguirlo justo a continuación.

En realidad, a la hora de calcular el ahorro en casi cualquier opción, hay dos fórmulas para hacerlo. Bien la que está relacionada con el ahorro directo que vemos y es evidente. Bien aquella que nos hace ahorrar de forma indirecta. Es decir, que nos permite no gastar dinero en otros servicios asociados en los que a veces no nos damos cuenta que son consecuencias de lo primero. Hoy hablamos de ambas cosas en estas 5 formas en las que comer bien te ayuda a ahorrar dinero, y esperamos que los que aún no tenían motivos para ponerse en forma y mantener la vitalidad con una alimentación saludable, los vean al menos en el mundo de la economía doméstica.

Cómo ahorrar dinero comiendo bien

  • Pequeños gastos, grandes ingresos: cuando hablamos de comer bien nos referimos también a ese tipo de chucherías y de cosas de picar que por lo general nos salen muy caras. En realidad, cuestan poco, pero si echas la cuenta a final del mes te encuentras que se trata de los temidos gastos hormiga, los cuales son en realidad complicados de mantener en el tiempo, y que al darnos cuenta de lo que suman al final del mes pueden darnos un buen susto. Si les decimos adiós, y les sustituimos por frutas o otros alimentos naturales, obtendremos en todo caso un ahorro en visitas al dentista. Así que… es hora de empezar…
  • Sin cambios de peso, sin cambios en el armario: probablemente es algo tan indirecto que ni siquiera hacemos caso de él. Si mantenemos nuestro peso estable, está claro que no necesitaremos comprar ropa nueva porque la anterior no nos vale. Y por muy fanáticos que seamos de las compras, una cosa es comprar porque nos apetece, porque seguimos las tendencias, o por el motivo que sea, y otra muy distinta es necesitar comprar porque la que te tenemos se nos ha quedado pequeña de tanta comida basura que hemos ingerido.
  • Comida sana, menos enfermedades: es un hecho que muchas de las enfermedades comunes se producen por una mala alimentación. Los excesos de grasas, así como de azúcares causan problemas que a larga nos pasan factura. Así, para prevenir el colesterol, excesos de tensión en sangre y otras dolencias es importante comer sano. Y al final, conseguimos ahorrar dinero en todo este tipo de tratamientos que nos costarán dinero, y nos costarán salud.
  • Caminar y la bici ahorran gastos de transporte: ir andando o en bicicleta al trabajo y a hacer los recados del día a día no es solo una opción saludable que nos ayuda a estar en forma. Se trata de un ahorro inmediato que se nota en la cuenta de la tarjeta y de los gastos bancarios. Lo que necesitamos para gasolina o para los medios de transporte público suma al mes una buena cantidad de dinero. Así que si puedes sustituirlo, aunque no siempre será posible, es hora de pensar en la salud y en el dinero.
  • En movimiento para evitar hospitales: hacer deporte y tener una dieta equilibrada hará no solo que puedas prevenir las enfermedades más comunes de las que hemos hablado en el punto anterior. Se trata también de una fórmula que resulta para estar mucho más preparados para ataques virales y por bacterias habituales con el cambio de estación o con los climas más cambiantes. Desde luego, comer sano no es el remedio para no tener gripe, pero si que ayuda a pasarla antes, o a no pillarla si tenemos las vitaminas que necesitamos para combatir el virus.

Está claro que si ya había muchos motivos antes para comer bien, ahorrar dinero con ello es solo uno más. Así que te recomendamos apostar por ello, y preparar en la medida de lo posible los alimentos en casa. En este caso, lo cierto es que si quieres ideas para no desperdiciar comida, y sacarle partido a consejos de alimentación casera, creo que te vendrá bien echar un vistazo a nuestro artículo sobre recomendaciones en la cocina ahorrando si vives solo.

Vía: Wisebread

Imagen: Lablascovegmenu

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...