5 consejos para ahorrar en la cocina si vives solo

Probablemente vivir solo sea en ocasiones algo fantástico, pero en otras un problema para convivir con los gastos. Hoy te damos algunos consejos para ahorrar en la cocina.

cocina solteros

Hoy vamos a volver a hablarte de consejos de ahorro para economías domésticas, aunque en este caso particular nos centramos en las economías domésticas de los solteros que viven solos. Es decir, que si es tu caso, y actualmente puedes permitirte lo de no compartir piso con nadie y no tienes pareja, estos trucos te ayudarán a ahorrar dinero, y a no desperdiciar comida, porque la verdad es que es complejo cocinar para no compartir con nadie. Y lo es a la hora de hacer la compra, a la hora de preparar los platos, y a la hora de que nos queden restos. De todo ello te hablamos a continuación con 5 consejos para ahorrar en la cocina si vives solo.

Consejos para ahorrar en la cocina si vives solo

Comprar lo que necesitas: puede parecer de lógica común, pero lo cierto es que ir al súper por un tomate, no parece caber en la cabeza de todo el mundo. La realidad es que vivir solo requiere prestar mucha atención a la comida que realmente vamos a consumir, sobre todo cuando se trata de bienes perecederos. Aunque en alguno de los siguientes puntos vamos a ver cómo hacer para evitar que se estropeen, dándoles un segundo uso, lo cierto es que la principal medida de ahorro supone evitar a toda costa que se pierda la comida. Así que los frescos y los alimentos con fecha de caducidad muy pronta habrá que controlarlos.

Preparar comida para varios días: reconozcamos que preparar comida para uno solo resulta tedioso. por muy pequeñas que sean las cacerolas, o la sartén, al final el trabajo es prácticamente el mismo. Así que es conveniente pensar en utilizar esa comida varios días. Así ahorraremos tiempo en la cocina, y probablemente dinero, ya que podremos calcular mejor los ingredientes y ahorrar en energía. Pero ¿no vamos a comer todos los días lo mismo, verdad? Pues no. Esa no es la idea. Más bien, empezar a pensar que los platos más elaborados podemos consumirlos en el día, y guardarlos para otro en el congelador, sin miedo a que se nos estropeen.

El congelador como gran aliado: la verdad es que por experiencia, cuando he estado viviendo sola, es la mejor recomendación que puedo hacerle a mis lectores. No hay como tenerle a mano. Basta con hacerse con los recipientes adecuados y organizarse para cocinar en los momentos que más nos apetezca y mejor nos venga, las recetas caseras de toda la vida. Si hacemos una buena olla, como contábamos en el punto anterior, y optamos por distribuirla en recipientes que luego pasan al congelador, tendremos variedad para cuando más nos apetezca y sin tener que cocinar a diario. Ahorramos en la compra, porque no se nos estropean los ingredientes, y ahorramos en la factura de la luz o del gas.

Pastas y arroces: puede que en otros países sea diferente, pero en España, la buena mesa se disfruta en compañía. Así lo más probable es que si vives solo te apetezca más algo rápido de preparar. Así que salvo para los días con mucho tiempo libre e inspiraciones, recurrir a estos dos ingredientes, que son en realidad baratos y muy fáciles de preparar, así como que nos dan muchas combinaciones posibles, es lo mejor que te puede pasar. Además, si hojeas un libro de cocina, verás como en prácticamente todas las culturas han sabido aplicarle su punto. Si nos ponemos tendremos cocina exótica para uno en un plis plas.

Reutilizar: aunque este consejo no es solamente para los solteros que viven solos, lo cierto es que en su caso, es de los que más provecho le sacan. A veces, por muy bien que calculemos es imposible que no nos sobre nada. Y precisamente en esas ocasiones es cuando mejor viene echar mano de la creatividad. Con el arroz que nos sobra del mediodía, crear un delicioso arroz con leche para la noche; o hacer chulas con la pasta de la comida son solo algunas ideas que de seguro alguna vez ha hecho tu madre, y que conviene copiar en tiempos de crisis, y sobre todo en tiempos en los que creo que cada vez adquirimos más conciencia de lo importante que resulta aprovecharlo todo.

Está claro que hay muchas más fórmulas para ahorrar en la cocina si vives solo, y de seguro que alguno de nuestros lectores aplica a su día a día sus propios trucos. Si queréis como siempre, en A Fin de Mes tenéis los comentarios para contárnoslos y compartirlos con toda nuestra comunidad. De momento, creo que con los que hemos resumido hoy, hay para ir empezando a ahorrar si no vives acompañado. Y sino, también.

Imagen: notfrancois

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...