3 formas para ahorrar dinero en el lavado de la ropa

Ahorrar dinero se ha convertido en una necesidad. En este caso buscamos consejos para ahorrar en lo más básico con trucos de ahorro para poner la lavadora.

lavadoras

Ahorrar dinero se ha convertido más que en algo por lo que muchos querrían luchas, en una necesidad. De hecho, las cuentas no salen a final del mes, y más que para tener algo de liquidez de lado, se ahorra para intentar no caer en deudas. Son los tiempos de crisis por los que pasan la mayoría de economías domésticas en los que cualquier ayuda es poca para superarlos. Es por ello que hoy en A Fin de Mes volvemos a lo básico, a recuperar los consejos de las abuelas, a intentar fórmulas de ahorro para el día a día, y para ello, te mostramos 3 formas para ahorrar dinero en el lavado de la ropa.

Teniendo en cuenta que las lavadoras supusieron uno de los mayores avances para la gestión doméstica, pero también que nos multiplican el gasto en cuanto a uso de agua, energía y electricidad, vamos a tocar todos y cada uno de esos detalles para conseguir reducirlo sin tener que renunciar a su uso. Así que si no quieres gastar ni un euro más en la lavadora de aquel que deberías, presta atención a nuestras 3 formas para ahorrar dinero en el lavado de la ropa que resumimos justo bajo estas líneas.

Cómo ahorrar dinero en la lavadora

Ahorrar agua y electricidad: el ahorro de agua y electricidad se convierte en una prioridad ahora que las facturas parecen haberse desbocado en tiempos de crisis. Es por ello que justo bajo estas líneas te mostramos algunos de los trucos más utilizados para lograr el objetivo final de ahorrar dinero en el lavado de la ropa y gastar menos luz y agua en la colada.

  • Lavar a baja temperatura o en agua fría: conseguirás además de que la factura de la luz no se duplique, que tus prendas más delicadas no se estropeen y también que no se arruguen en exceso.
  • No poner la lavadora a medias cargas: aunque se puede, y muchas de las más nuevas traen esa opción disponible, respecto a la carga completa, el gasto sube. Y tanto en agua, como en electricidad. Así que es preferible esperar para luego pasar a ponerla con más prendas.
  • Revisiones de la lavadora: resultan fundamentales para asegurarnos que todo funciona, ya que a veces ciertos fallos ocasionan un aumento en la factura de la luz y la del agua.

Ahorrar dinero en detergentes: aunque muchos usuarios echan más del necesario para conseguir que en un lavado todo salga limpio, la práctica no es nada recomendable, ya que es del todo errónea. Echar más del que hace falta no hará desaparecer manchas complicadas. Es preferible pre-lavarlas por separado y no desperdiciar detergente, que por cierto se ha puesto por las nubes en el supermercado.

  • Detergentes de calidad: calidad no implica siempre marca, pero sí que es cierto que en muchos casos la compra de detergentes baratos implica que la colada no salga bien limpia. De ese modo acabamos perdiendo más dinero del que ganamos apostando por un producto que de verdad funcione.
  • Detergentes con varias acciones en uno: probablemente el hecho de tener varios productos en el mismo no solamente nos ahorren el dinero de tener que comprarlos por separado, sino también el trabajo que da utilizarlos de forma individual.
  • Las medidas justas. las dosis recomendadas por el propio fabricante han sido testadas antes de salir al mercado y son las justas para lograr la limpieza en la colada. Solo echa de más si tu lavadora tiene más capacidad de la habitual, sino, si lo haces, estarás tirando con el dinero.

Mantener la lavadora como nueva: como decíamos antes, las revisiones, los cambios de piezas, y sobre todo el cuidado diario en el uso de la lavadora influyen en que ésta pueda tener una vida útil mayor, pero también en el gasto que nos ocasione. Una lavadora con problemas puede suponer un mayor gasto en muchos sentidos, y es por ello que resulta conveniente cuidarla al máximo.

  • Limpiar los filtros: aunque a veces se nos olvida, los filtros se deben mantener limpios para evitar atascos y luego problemas mayores con el paso del tiempo que pueden terminar por ocasionar a la lavadora averías costosas que nos obligarán a cambiarla por una nueva y volver a invertir el dinero.
  • Evitar objetos sueltos en el tambor: hay siempre que revisar la ropa antes de hacer la colada. Esto se hace para evitar que una moneda o un botón termine en el tambor de ésta y que finalmente nos encontremos con que le provoca un daño a la máquina. El daño que haga depende de cómo le haya afectado, pero nunca será positivo.
  • La cal: aunque la publicidad parece recomendarnos a todos el uso de antical, lo cierto es que este tipo de productos solo se recomiendan en aguas que tengan cal. En los lugares dónde este mineral no se aprecia suponen un gasto innecesario de dinero.

Imagen: kozumel

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...