11 consejos para ahorrar en la compra del supermercado

Si te gustaría conseguir el máximo ahorro a la hora de hacer las compras del supermercado, los consejos que te vamos a dar hoy encajan a la perfección para conseguirlos. ¡Ponlos en marcha ahora!

supermercado

La clave para poder ahorrar, es saber comprar. Para comprar bien debes organizarte, pensar lo que vas a consumir y comprar sólo lo que realmente te hace falta. Seguro que más de una vez te ha pasado que tiras alguna fruta, verdura o incluso carne o pescado que se te ha estropeado porque pensante que lo ibas a consumir y luego no fue así.Mantener la economía en positivo es una tarea difícil pero no imposible, sólo tienes que pensar y saber organizarte. ¿Cómo? Pues comprando con la cabeza y no con el estómago. Ya sabes que los supermercados utilizan complejas técnicas de marketing para convencerte de que lleves productos que realmente no ibas a necesitar, con lo que hay que ir con cuidado para no gastar de más en la compra.

Probablemente muchos de los consejos que te vamos a dar hoy ya los conoces, pero habrá otros de los que no tenías ni idea. La propuesta que te hacemos es que te quedes con la mayor parte de ellos, sobre todo haciendo énfasis en aquellos que consideras más prácticos por tus hábitos de compra. De esa manera podrías ahorrarte unos cuantos euros que puedes utilizar luego para imprevistos o con los que podrías darte unos cuantos caprichos. ¿Qué te parece la idea?

Objetivo: ahorrar en el supermercado

Los consejos que te voy a dar a continuación están planteados para el consumidor de a pie, y aunque al principio te supondrán una mayor inversión de tiempo para ir a hacer la compra, en cuanto los conviertas en una costumbre te resultará realmente sencillo lograr el objetivo final del ahorro en las compras domésticas:

  1. Entiende el funcionamiento de las tiendas.
    Piensa por un momento en el supermercado al que sueles acudir más a menudo. ¿Dónde se encuentran las servilletas o el papel de baño?. Seguro que en el fondo, para forzarte a recorrer todo el supermercado para llegar a él. Así por el camino puedes meter algo en el carrito que te llamó la atención y realmente no necesitabas.
  2. No vayas nunca al supermercado con hambre
    Si vas al supermercado con la barriga vacía, seguro que se te antojará algo que no te hubiese llamado la atención si tu estómago estuviese lleno.
  3. Aunque no es muy divertido, es mejor que vayas sola
    Cuando acuden varias personas a la compra diaria, los antojos hay que multiplicarlos por el número de personas que vayan a las compras, por eso si vas tu sola el gasto será más pequeño.
  4. Piensa que ir al supermercado no es ir de paseo.
    Cuando vayas al supermercado no te pares en todas las secciones, visita sólo las que contengan los productos que tu necesitas, así evitarás las tentaciones.
  5. No te fíes de las ofertas a primera vista
    A veces las ofertas son engañosas, pues si bajas un poco la vista, seguro que encontrarás un producto similar al que buscas pero de menor precio al de la oferta.
  6. Compra siempre productos de temporada.
    Los productos de temporada estarán más frescos y serán más baratos pues están en su etapa óptima de producción.
    En la época de las fresas procura comer fresas y en la época de la sandia no intentes comer cerezas pues te saldrán más caras.
  7. Fíjate en las marcas genéricas del supermercado
    Las “marcas blancas” de los supermercados ofrecen productos generalmente de buena calidad. No los rechaces porque sí, pruébalos y si te gustan, seguro que te salen más baratos.
  8. Compara el precio por unidad o por kilo
    A veces las ofertas nos presentas productos en tamaños más pequeños y al final, salen más baratos porque te llevas a casa menor cantidad
  9. Utiliza los cupones
    Muchas tiendas ponen a tu disposición cupones de descuento cada vez que compras algo, para que sean efectivos debes usarlos en las próximas compras.
  10. Intenta no comprar los productos que están al lado de las cajas registradoras.
    Estos productos están ahí para llamar tu atención. Siempre son presentaciones pequeñas de un determinado producto que podrás conseguir adentro en mayor cantidad y más barato.
  11. Acostúmbrate a hacer una lista de la compra
    Si antes de salir de casa, revisas lo que realmente necesitas, sólo comprarás lo que te hace falta evitando comprar productos innecesarios.

Ahorrar dinero es en muchos casos una cuestión de actitud y de quedarse con los pequeños detalles. En ese sentido los consejos que te hemos dado te vienen como anillo al dedo. ¿Conoces alguno más con el que lograr reducir el gasto en el supermercado sin renunciar a nada?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...