Trucos de motivación para alcanzar tus metas

La motivación puede ser difícil de conseguir. Para hacerlo, utiliza algunos trucos de motivación, tanto los que vienen de tu interior como los que vienen motivados por los logros externos o para agradar a otros, todo siempre con buena actitud

Trucos motivación metas

La motivación es algo fundamental para conseguir metas, especialmente en el largo plazo. Es como el combustible imprescindible para comenzar y para perseverar cuando las cosas no salgan como quieres.

Sin embargo, a veces es complicado encontrar esa motivación y no desistir. Por suerte, existen algunos tips de motivación que te ayudarán a hacerlo más fácilmente. De este modo, te será más fácil conseguir tus objetivos a largo plazo.

Cómo motivarte más fácilmente

En primer lugar, hay que saber que hay dos tipos principales de motivación: la motivación intrínseca y extrínseca. La intrínseca viene de los deseos internos de la persona. Por ejemplo, una motivación intrínseca puede ser perder peso o tener una mejor salud por agradarse a si mismo. Para aprovechar este tipo de motivación, conoce cuáles son tus deseos internos y úsalos para seguir avanzando.

La motivación intrínseca también tiene que ver con la mejora de las habilidades y las competencias propias por simple placer personal. A todo el mundo le gusta ser el mejor en su profesión o en su pasatiempo, así que es una buena motivación para aprender cosas nuevas y progresar.

En cambio, la extrínseca tiene que ver con los demás y viene del exterior. Por ejemplo, una motivación extrínseca puede ser perder peso para gustar a otros o para poder comprar ropa que siente mejor. También hay veces que la motivación viene de recompensas, como por ejemplo la promesa de una vida mejor. En este caso, aprende a usar lo que viene de fuera a tu favor, como un incentivo para mejor.

Otro tipo de motivación extrínseca tiene que ver con las personas que conocemos y las afiliaciones. A veces hay que tener cierto status social para relacionarte con cierto tipo de personas, algo que te puede ayudar a esforzarte por los logros con una mayor motivación.

Asimismo, hay algunas motivaciones basadas en el miedo, como por ejemplo el temor a una crisis económico. Este tipo de motivación puede ayudarte a ser más ahorrador o a conseguir un mejor trabajo. También se puede alcanzar la misma motivación si te gusta el poder y el status social, motivándote a ser más disciplinado de cara a conseguir una mejor posición en el futuro.

Eso sí, en todos los tipos de motivación hace falta un mínimo de actitud para conseguir los objetivos. Hay que educarse en una actitud positiva, viendo la parte positiva y conociéndonos a nosotros mismos de una forma adecuada.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...