Pasos a seguir para hacer una huelga efectiva

Las huelgas son un instrumento de presión importante, pero deben hacerse de forma legal. Necesitas el apoyo del 75% de los representantes sindicales o del 25% de los trabajadores, además de hacer todo de acuerdo a la ley

Huelga efectiva

Cuando las condiciones laborales no son buenas, siempre cabe la posibilidad de hacer una huelga. Las huelgas permiten ejercer presión hacia la empresa o institución, con el fin de conseguir ciertos derechos y reivindicaciones.

Eso sí, hacer huelga no es tan sencillo como parece, ya que no puedes dejar de ir a trabajar sin más. Si quieres organizar tu propia huelga, debes aprender sus particularidades y los pasos a seguir para que tenga éxito.

Cómo hacer una huelga efectiva

En primer lugar, la huelga debe estar convocada legalmente con ciertas condiciones. Puede estar convocada por un sindicato si el 75% de los representantes de los trabajadores están de acuerdos o ser convocada directamente por los trabajadores de la empresa, siempre que el 25% o más estén de acuerdo.

Esta huelga se hará con un plazo de aviso de cinco días naturales a la empresa y anunciarse debidamente. Eso sí, basta con informar a la empresa, es decir, que no tienes por qué decírselo al jefe directo, ya que se da por enterado si has hecho bien lo anterior.

La huelga tendrá su comité, el cual está compuesto por trabajadores  y tiene como mucho doce personas. Serán los encargados de acudir a los actos y de negociar con la empresa antes y después de la misma. Pueden también negociar antes de la huelga para tratar de llegar a un acuerdo y evitarla si es posible.

Desde el 14 de abril, los piquetes están despenalizados, es decir, que los sindicatos pueden informar a los trabajadores que no secunden la huelga de los motivos para seguirla.

Si vas a hacer una huelga, debes tener ciertos ahorros, ya que tiene una consecuencia. Aunque la empresa no pueda sancionarte, sí que perderás tu salario durante ese día, aunque no perderás el alta a la Seguridad Social. De este modo, asegúrate de que puedes prescindir de ese día de salario antes de hacer la huelga.

Por su parte, la empresa no puede buscar sustitutos para los empleados que no acudan. Si lo hace, podría tener sanciones económicas importantes.

Eso sí, en algunos casos, hay servicios mínimos que se deben cumplir en algunos sectores. La sanidad, el transporte o la televisión son los casos más típicos donde el derecho a la huelga está limitado. Hay derecho a la misma, pero no debe haber desabastecimiento, es decir, que algunos trabajadores irán a trabajar (generalmente los que no secundan la huelga).

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...