Las habilidades imprescindibles para destacar en la economía digital

Ahora que todo lo hacen las máquinas, las habilidades humanas son las más valoradas y las que realmente desmarcan a la hora de buscar un nuevo empleo. Debes tener habilidades como la independencia, el trabajo en equipo, la capacidad de liderazgo y ser un gran comunicador

Habilidades para triunfar en economía digital

El mercado laboral está cambiando a pasos agigantados. En la actualidad, se exigen conocimientos de informática y tecnología en muchos puestos, incluso si no tienen nada que ver con la informática. En los tiempos actuales de economía digital, la mayoría de esos conocimientos ya se enseñan en las empresas.

Además, la automatización y el avance de la tecnología ha simplificado mucho estas tareas, haciéndolas accesibles para todos. Eso hace que ya no puedas desmarcarte de otros por saber de informática, haciendo más difícil desmarcarse. En su lugar, se buscan otras habilidades más humanas, las cuales sin duda te harán destacar en esta economía digital.

Habilidades para destacar en la economía digital

Los reclutadores se encuentran con muchos currículums parecidos, así que están recurriendo a las llamadas habilidades blandas para diferenciar candidatos. Estas habilidades son las sociales, es decir, las que no pueden ser reemplazadas por máquinas ni por una inteligencia artificial.

Una de esas habilidades es la comunicación, tanto verbal como escrita. Debes ser capaz de comunicarte correctamente con jefes y subalternos. Una buena comunicación creará vínculos, facilitará el trabajo y permitirá que todo sea mucho más fluido.

El trabajo en equipo siempre ha sido importante, pero ahora lo es más todavía. Si sabes compenetrarte con otras personas, tienes muchas posibilidades de ser contratado. Lo más importante es comunicarte bien con los demás, aceptar el rol y especialmente participar. No seas de esas personas que se escaquean.

Si trabajar en equipo es importante, saber liderar todavía lo es más. Eso significa ser capaz de guiar a otros, tener iniciativa y conectar bien con los subalternos. Sin embargo, ser un buen líder no significa ser autoritario ni sobrepasar tus funciones.

Paradójicamente, no solamente tienes que ser capaz de trabajar en equipo. También debes ser capaz de trabajar en solitario, es decir, de forma autónoma y sin mucho apoyo. En algunas ocasiones, se necesita trabajar solo y también se pide esa habilidad.

Eso es porque una persona independiente no necesita supervisión de los jefes, ahorrando así mucho tiempo y mucha energía. En vez de supervisarte, podrán dedicar su valioso tiempo a hacer otras tareas productivas para la empresa.

De hecho, en estos tiempos de teletrabajo, la independencia es casi más valorada que el trabajo en equipo (aunque se aconseja tener ambas cosas). Gracias a eso, podrás trabajar en cualquier sitio, entendiendo rápido las órdenes y sin tener la necesidad de un jefe encima de ti todo el rato.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...