Esta es la famosa regla de los 20 segundos para aumentar la productividad

La regla de los 20 segundos consiste en no tardar más de 20 segundos en hacer algo, es decir, evitar la procrastinación. Para hacerlo correctamente trata de empezar por lo simple, de simplificar las tareas complejas y de complicar las distracciones

Regla de los 20 segundos productividad

La productividad es fundamental para conseguir rendir en el trabajo. Eso sí, a veces no es fácil ser productivo, pues cometemos errores de forma inconsciente que nos hacen aprovechar mucho menos el tiempo.

Por suerte, existe la llamada regla de los 20 segundos, una regla que permite cambiar tu vida y ser más productivo. ¿Aún no conoces esta regla? Pues presta atención y empieza a aprovechar al máximo todo tu tiempo.

Así es la regla de los 20 segundos

La regla de los 20 segundos es muy sencilla en la teoría, ya que su nombre lo dice absolutamente todo. En realidad, lo único que hay que hacer es empezar a hacer algo antes de que hayan pasado 20 segundos. 

Eso sí, aunque suene sencillo, muy poca gente es capaz de aplicar esta regla de forma eficaz. En su lugar, las personas postergan sus tareas lo máximo posible, haciendo lo que se conoce como procrastinación.

¿Cuántas veces te sientas delante del ordenador para trabajar y acabas mirando vídeos en YouTube? Seguramente muchas veces, algo que hace que empieces a trabajar tarde y postergues la tarea.

En su lugar, hay que esforzarse y comenzar a trabajar lo antes posible. Recuerda que no debes dejar pasar más de 20 segundos, ya que eso aumenta las posibilidades de postergar la tarea. En cualquier caso, debes ponerte a ello cuanto antes, sin dejar pasar nada de tiempo.

Si te cuesta mucho hacerlo, puedes empezar por hacer las cosas más sencillas para ti, dejando lo más costoso para el final. Por ejemplo, puedes empezar el día laboral haciendo tareas sencillas como responder correos electrónicos y hacer algo más complejo una vez hayas terminado. De este modo, ya cogerás ritmo de trabajo y no habrás perdido el tiempo.

Además, trata de facilitarte al máximo las tareas complejas, para que puedas empezar a hacerlas antes de que pasen 20 segundos. Si ves algo como sencillo hay más posibilidades de que lo hagas en primer lugar.

Si lo haces correctamente, vas a poder aumentar tu productividad. Vas a notar cómo dejas de procrastinar si te fuerzas a hacer las cosas antes de los 20 segundos.

Es más, puedes usar esta norma también para eliminar malos hábitos. Para ello, haz lo opuesto, es decir, complica las distracciones para que te lleven más de 20 segundos.

Por ejemplo, coloca los dulces lejos de tu alcance si quieres dejar de comerlos y desinstala las aplicaciones de las redes sociales. Al tener que buscar los dulces y al tener que descargar otra vez la aplicación y poner los datos, hay menos posibilidades de que lo hagas y te distraigas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...