Empieza ahora con el método 52 semanas y ahorra para tus vacaciones

El sistema de las 52 semanas es un reto que consiste en ir incrementando el ahorro poco a poco. En concreto, se ahorra un euro la primera semana, dos la segunda, tres la tercera y se termina ahorrando 52 euros en la última. Si se consigue, tendrás 1378 euros para irte de vacaciones

Ahorro 52 semanas

A todo el mundo le gusta irse de vacaciones a algún lugar especial, con el fin de recargar las pilas para el siguiente año laboral. El problema es que ahorrar no es nada sencillo, ya que tenemos muchos gastos, hay mucha inflación y hay muchas tentaciones para gastar lo poco que nos sobra.

Por suerte, hay un método que nos permitirá ahorrar de forma más sencilla. Se trata del método de las 52 semanas, un sistema que te permitirá ir ahorrando casi sin darte cuenta. ¿Quieres conocerlo? Hoy explicaremos más a fondo en qué consiste, contándote cómo conseguir implementarlo en tu vida más fácilmente.

Así es el método de las 52 semanas para ahorrar sin darte cuenta

Como su propio nombre indica, el reto se desarrollará durante 52 semanas. ¿Por qué justamente ese tiempo? Porque es aproximadamente un año entero de duración, justo a tiempo para las próximas vacaciones, para la Navidad, para tu cumpleaños o para alguna ocasión especial que quieras.

¿Cómo hacer el reto?

El reto consiste en un ahorro incremental, es decir, ir aumentando el esfuerzo de ahorro a medida que van pasando las semanas.

La primera semana trataremos de ahorrar tan sólo 1 euro, algo que es realmente sencillo y al alcance de todos. A continuación, ahorraremos 2 euros, la siguiente semana, pasando a 3 en la siguiente, a 4 en la cuarta y así sucesivamente.

De este modo, cada semana ahorraremos el euro que veníamos ahorrando, más uno más, ahorrando el mismo número de euros correspondientes a cada semana. 

Al principio puede parecer que casi no estamos ahorrando, pero acabaremos ahorrando 52 euros en la última semana. Lo mejor es que la cantidad habrá sido incremental y casi sin darnos cuenta.

¿Cuánto dinero tendré al final?

Si sigues este método al pie de la letra y nunca fallas, acabarás teniendo unos 1378 euros al final del reto. Esta cifra es el equivalente a una paga extraordinaria, la cual podrás utilizar para lo que quieras.

Esta cifra te suele dar para irte de vacaciones, para cubrir un gasto inesperado o para darte un capricho como premio al esfuerzo.

Eso sí, el premio más importante no es el dinero que has recibido. En realidad, el verdadero premio es que has aprendido a ahorrar y a gestionar el dinero, haciéndolo de forma gradual e incrementando el esfuerzo poco a poco.

¿Qué me debo quitar para ahorrar?

Este sistema puede ser muy fácil al principio, ya que todo el mundo puede ahorrar un euro o dos simplemente guardando el cambio del supermercado o buscando monedas por casa. Sin embargo, la cosa se empieza a complicar a medida que pasan las semanas, donde la dificultad del reto va subiendo gradualmente.

Cuando llegamos a cifras dobles de ahorro, es cuando la gente deja de ahorrar, ya que piensa que no puede. En realidad, sí que pueden, incluso en estos tiempos de inflación, pero hay pequeños gastos diarios que no dejan ahorrar correctamente y que no se tienen en cuenta.

Por ejemplo, hay gastos hormiga que pueden suponer un pico a fin de mes, como tomar el café en el bar y no en casa, comidas precocinadas cuando no se tiene ganas de cocinar o pequeños premios como comprarse unos caramelos al hacer la compra. Estos gastos pueden suponer cientos de euros al mes.

Cuando te empiece a costar ahorrar con este sistema, puedes ir reduciendo estos gastos poco a poco. Por ejemplo, si tomas el café en casa y no en el bar trabajo, podrás ahorrar más de 6 euros a la semana. También puedes ahorrar aprendiendo a cocinar en vez de usar comida precocinada, caminando más en vez de usar tanto el coche, fumando menos o aprovechando ofertas y cupones descuento.

La clave es ir aumentando el ahorro cada semana, haciéndolo gradualmente. Hacerlo de golpe podría ser demasiado esfuerzo, así que vete poco a poco.

¿Y si aún así no puedo ahorrar?

Si a pesar de todo tu sueldo es muy ajustado y no puedes ahorrar, tranquilo, ya que este método se puede adaptar a cada bolsillo. Por ejemplo, puedes hacerlo de 50 céntimos en 50 céntimos en vez de con euros, logrando 689 euros al final del año.

Si te ocurre al revés y quieres ahorrar más porque ganas bien, puedes empezar por una cantidad mayor. Por ejemplo, si ahorras de 10 euros en 10 euros, conseguirás 13.780 euros en un año.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...