Cómo rechazar un trabajo sin cerrarte puertas

Rechazar un trabajo no es algo que guste a los reclutadores y te suelen cerrar puertas. Eso sí, si rechazas el trabajo de forma amable, eres educado, no eres arrogante y eres sincero sobre los motivos, no te cerrarás tantas.

Rechazar trabajo sin cerrarte puertas

En estos tiempos que corren, recibir una oferta de trabajo suele ser una buena noticia, ya que indica que tu perfil se busca. Eso sí, hay veces en las que hay que rechazar el trabajo, ya sea porque tienes uno o porque no te cuadra.

Por desgracia, a veces rechazar un trabajo puede traer consecuencias, pues no volverán a contar con nosotros si algún día lo necesitamos. En esta época de incertidumbre, es mala idea cerrarse demasiadas puertas, pues nunca se sabe si nos vamos a quedar en el paro o no. Por suerte, hay formas de rechazar un trabajo sin cerrarte puertas del todo.

Así se rechaza un trabajo sin tantas consecuencias

Generalmente, a las empresas no les gusta que rechaces las ofertas de trabajo. En un mercado laboral con tanto desempleo como el español, los reclutadores están acostumbrados a que siempre les digan que sí, así que podrían tomarse la negativa como una ofensa. Esto es porque también han hecho su esfuerzo para elegir al mejor candidato, el cual eras tú. Por este motivo, hay que tratar de minimizar el daño.

En primer lugar, trata de decir que no lo antes posible, es decir, no marees al reclutador. Es mejor decir que no inmediatamente para que elijan al segundo candidato que decir que te lo tienes que pensar y acabar rechazándolo. Esto ahorra mucho tiempo a la empresa y no les hace perder dinero.

En segundo lugar, la forma de rechazar un trabajo depende de tus motivos. Si es por dinero, es mejor que se lo digas a la empresa, la cual podría subir la cantidad en el mejor de los casos. Hay otros muchos motivos para rechazar un trabajo, como la temporalidad o la falta de química. En cualquier caso, lo mejor es ser honesto y decir la realidad sobre los motivos, siendo transparente.

Eso sí, hazlo de forma natural, sin arrogancia y mostrando el máximo interés y respeto. Discúlpate por los contratiempos ocasionados y da las gracias por el interés mostrado en ti. Lo puedes hacer por email o en la misma llamada telefónica.

Además, no te cierres las puertas del todo si es un puesto que te podría interesar en el futuro. Señala que ahora estás en otra empresa o tienes otras inquietudes u obligaciones, pero señala tu intención de trabajar con ellos en el futuro. Como siempre, trata de mostrar el máximo interés, agradecimiento y educación, aunque sin arrogancia ni irte por las ramas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...