Cómo hacer compost casero y ahorrar en abonos en el Día Mundial del Reciclaje

Hacer compost casero ayudará a reciclar nuestros residuos orgánicos, sin que eso esa nada peligroso para el medio ambiente. Se hace con varios residuos orgánicos que tenemos a nuestra disposición en el jardín y tan sólo necesitas una compostera o trozo de terreno, unas tijeras de poda y un rastrillo para crearlo.

Compost casero

Si tienes un jardín o un huerto, necesitas un buen fertilizante para mantenerlo en un buen estado. Eso sí, el abono sintético puede ser caro, además de que se contribuye al derroche, ya que no aprovecharás los recursos ni reciclarás.

Eso no es lo que queremos en el Día Mundial del Reciclaje. Por ello, te vamos a enseñar a hacer compost casero, el cual nos permite cuidar el medio ambiente a la vez que tenemos el jardín en perfecto estado de revista. Vas a ver que es realmente fácil de hacer.

Así podrás fabricar compost casero

El compost es un producto obtenido de la oxidación controla de la materia orgánica. Se obtiene como resultado una especie de tierra oscura que no tiene do9lor intenso, estando libre de elementos patógenos. Su principal ventaja es que nutre el suelo sin contaminarlo y sin ser peligroso para el medio ambiente.

Además, es una excelente forma de reciclar residuos orgánicos y ayuda a los suelos más áridos. Fabricarlo es sencillo si sabes cómo, empezando por los materiales adecuados.

Los residuos orgánicos que puedes usar

  • Descomposición rápida:
    • Maleza de color verde
    • Hojas verdes
    • Estiércol
    • Restos de podar el césped
  • Descomposición lenta:
    • Flores secas o plantas de maceta
    • Restos de poder setos
    • Plantas secas
    • Paja
    • Heno
    • Restos de fruta y verdura
  • Descomposición muy lenta:
    • Virutas de madera
    • Restos de podas de ramas y setos leñosos
    • Cáscaras de frutos secos
    • Cáscara de huevo
    • Huesos de las frutas
    • Flores

Los residuos que no debes usar o que debes usar poco

Hay muchos materiales que no puedes usar, pero otros que la gente cree que sí y no es así. Por ejemplo, no puedes usar revistas a color, ceniza de carbón, aceite, filtros de cigarros ni restos de carne. Ocasionalmente sí que puedes usar cenizas de leña, cartón y papel de periódico en blanco y negro, pero no se debe abusar.

¿Qué material necesitas para hacer compost en casa?

Además de los residuos orgánicos anteriormente mencionados, necesitarás unas tijeras de poda para triturar y un rastrillo para remover. Si tienes un terreno, puedes hacerlo en un montón de tierra. Si no dispones de ese espacio, no te preocupes, ya que puedes hacerlo en una compostadora o compostera.

Pasos para hacer compost casero

Para hacer el compost, tendrás que seguir una serie de pasos.

Prepara la compostadora

Lo primero es preparar la compostadora o ubicar la zona de tierra donde vas a hacer el proceso.

Separa los residuos correctamente

Los residuos anteriormente mencionados deben estar separados en dos montones. El primero es el material con humedad, donde se pueden incluir restos de poda o desbroce o vegetales. En el otro montón tendremos materiales secos, como por ejemplo las ramas o las hojas secas.

Haz el lecho con materiales leñosos

Ahora hay que hacer el lecho o la base. Esto se hace con materiales leñosos y duros como restos de arbustos secos, ramas o piñas. Su utilidad es airear el compost y ayudar a que se produzca de una mejor forma.

Añade la primera capa de residuos

Ahora debes empezar a triturar los residuos, empezando por los residuos secos. La primera capa a colocar es la de residuo seco, siguiendo con una de residuos húmedos. Añade la capa completamente triturada una encima de la otra.

En este caso, solamente tienes que seguir estas dos normas:

  • Alterna siempre una capa de residuo seco y otra de residuo húmedo.
  • La capa de residuo húmedo será el doble de grande que la de residuo seco.

Riega de forma correcta

Para que el compost se vaya haciendo, hay que regar los residuos orgánicos. Eso sí, no riegues de cualquier manera, y a que debe hacerse poco a poco, para que tenga algo de humedad, pero sin encharcarse.

La clave es que el compost esté ligeramente húmedo y remover para que se reparta de forma homogénea. Tendrás que hacer la riega de vez en cuando para mantenerlo.

Repite y controla el proceso poco a poco

El proceso de hacer compost casero es lento, ya que tendrás que esperar unos 3 meses en el mejor de los casos, pudiéndose alargar hasta los 9 meses si se han cometido algunos errores. Por ejemplo, algunas personas echan demasiada agua, causando malos olores. Todo esto se puede corregir echando más residuos secos y removiendo, para controlar la humedad.

Una vez que lo tengas hecho, obtendrás el compost casero. Se caracteriza por no tener malos olores ni atraer plagas. El único animal que se verá es la mosca de la fruta, la cual ayuda en el proceso de compostaje.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...