Cómo estudiar y trabajar al mismo tiempo eficazmente

Estudiar y trabajar al mismo tiempo es posible, aunque no es nada fácil. Busca opciones para trabajar desde casa o a media jornada, además de buscar soluciones de educación a distancia. Organiza tu tiempo y no dudes en ir más lento si lo necesitas. Si finalmente no puedes, lo mejor es ahorrar, generar paro y dejar el trabajo uno o dos años

Estudiar y trabajar a la vez

De forma habitual, se cree que estudiar y trabajar es algo incompatible. Algunas personas se dedican a estudiar durante mucho tiempo para conseguir un mejor empleo. En cambio, otros empiezan a trabajar cuanto antes para traer un sueldo a casa y ayudar en la economía familiar, especialmente ahora que ya no hay tantas becas ni ayudas.

Sin embargo, eso es un problema. Los que solo estudian renuncian a un salario durante mucho tiempo y los que solo trabajan estropean su vida académica. Por suerte, hay una alternativa, que es estudiar y trabajar a la vez. Parece difícil, pero no lo es tanto si sabes organizarte y sigues algunos consejos.

Trucos para estudiar y trabajar a la vez

Para estudiar y trabajar a la vez, la mejor opción es la educación a distancia. Ahora mismo hay muchas opciones de FP a distancia o FP duales con prácticas remuneradas. También está la universidad a distancia y cursos privados que se pueden hacer en casa. En este caso, puedes aprovechar los fines de semana para estudiar mientras los días de diario trabajas a media jornada o incluso a jornada completa.

En el caso de que tengas un sistema presencial, deberás organizarte de una mejor forma. Consigue un trabajo en un horario compatible y aprovecha los fines de semana para hacer las tareas. Hacerlo requiere sacrificio, especialmente sacrificar el tiempo libre, así que debes ser realista.

Otra buena idea es conseguir un trabajo flexible en vez de unos estudios flexibles. Una buena opción es el trabajo freelance hecho desde casa, donde podrás ganar un dinerillo como autónomo y trabajar a la hora que quieras. De este modo, podrás sacar para pagar tus gastos y seguir estudiando al mismo tiempo. También puedes buscar un trabajo de media jornada y apretarte un poco el cinturón, gastando lo mínimo.

En cualquier caso, no debes cerrarte las puertas a formarte. Aunque sea difícil compatibilizar ambas cosas, no se aconseja dejar los estudios antes de tiempo y perder oportunidades. Siempre consulta las opciones que tienes y aprovecha toda la ayuda que tengas a tu disposición.

Si te cuesta mucho, quizá debas reducir la velocidad, algo que no tiene nada de malo. Si tienes que coger menos asignaturas, no dudes en hacerlo. No pasa nada si tardas un poco más mientras sigas avanzando.

Si aún así no puedes con todo, también puedes plantearte dejar de trabajar durante uno o dos años y volver a estudiar sin dejar de pagar tus gastos. Puedes solicitar la prestación por desempleo, tirar de ahorros, pedir algún subsidio o pedir ayuda a tu familia. 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...