Así podrás sacarle todo el provecho a un año sabático

Tener un año sabático puede ayudarte si sabes sacarle partido. Para ello, planifícalo con al menos 2 años de antelación, haz alguna actividad provechosa, asegúrate de que tienes el dinero suficiente para ello y ten un plan alterno por si acaso

Sacarle partido año sabático

Si se lo pueden permitir, algunas personas se toman un año para descansar, algo que se conoce como un año sabático. Este año consiste en dejar su ocupación habitual para hacer otras cosas durante unos 12 meses, aunque puede ser más o menos tiempo según la persona.

Lo cierto es que un año sabático puede ser muy útil para ciertas cosas, pero también podría causar el efecto contrario. Si puedes permitirte tomar un año sabático, estaría bien que le sacases provecho, algo que no es difícil de hacer.

Cómo sacar el mayor provecho a un año sabático

Aunque el año sabático esté asociado con el descanso y la descontaminación del trabajo o los estudios, no tiene por qué significar falta de productividad. Es más, si te tiras todo el año viendo la televisión, podrías adquirir malos hábitos o incluso tener depresión por sentirte vacío.

En su lugar, es mejor hacer otras actividades relacionadas con la salud o con la mejora personal. Puedes hacer un viaje por el mundo si tienes dinero, aprender idiomas, hacer algún curso o incluso preparar el inicio para una nueva profesión que te cambie la vida.

Es más, también puedes usar el año sabático para trabajar, pero de forma más independiente y sin presión. Por ejemplo, si eras programador y tenías mucha presión, puedes empezar como autónomo, haciéndolo poco a poco y sin presión.

En cualquier caso, lo importante es tenerlo planeado antes de tomártelo, además de saber que te lo puedes permitir. Para ello, necesitarás ingresos que vengan de los ahorros, del paro, de alguna beca o de tus padres o pareja.

Si no tienes la financiación, puedes tomarte un año sabático parcial con un trabajo de media jornada o posponerlo un año o dos mientras ahorras y acumulas paro. De hecho, deberías planificarlo todo al menos con dos años de antelación, es decir, 24 meses de planificación para 12 meses de año sabático.

En el caso de que no pudieras realizar tus planes, deberías tener un plan alternativo que te ayude con este año. Por ejemplo, puedes hacer voluntariado, empezar algún curso y otras cosas menos costosas.

Siempre hay alternativas menos costosas que te permitirán conseguir objetivos similares. Un curso de idiomas en España puede ser casi tan efectivo como uno en el extranjero, además de la opción de ser autodidacta. Lo importante es que el año no sea totalmente ocioso y que sea productivo, aunque obviamente siempre hay tiempo para divertirse.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...