Así podrás saber si eres víctima de acoso laboral

El acoso laboral a veces es invisible y difícil de detectar. Por ello, debes conocer las formas en las cuales se manifiesta, sus fases y también saber pararlo a tiempo antes de que sea crónico

Acoso laboral

El acoso laboral es una de las peores conductas que pueden ocurrir. También conocido como mobbing, es una serie de acciones que hacen sentir mal al trabajador, haciendo que baje su desempeño y su bienestar en el trabajo. 

Por desgracia, muchas veces el acoso laboral es invisible y muy complicado de detectar. Esto hace que puedas estar sufriéndolo sin que te des cuenta. Por ello, debes conocer las principales formas en las cuales se manifiestan, pues así podrás detectarlo más fácilmente.

¿Cómo saber si eres víctima de mobbing?

Hay varias formas en las cuales se manifiesta el acoso laboral, pues no siempre es igual. Las formas más visibles suelen tener que ver con la violencia física y verbal, incluyendo insultos, gritos o incluso acoso sexual. Asimismo, puede haber ataques a la vida privada del trabajador y amenazas.

Eso sí, hay formas más sutiles, como por ejemplo las de aislamiento, donde no se le dirige la palabra ni se le tiene en cuenta. En otras ocasiones, se le puede aislar de los compañeros, obligarle a hacer tareas degradantes o explotarlo laboralmente, coaccionándolo para hacer horas extras no remuneradas.

Una vez que sabes las formas en las cuales se manifiesta este tipo de acoso, hay que tener en cuenta que se presenta en varias fases, es decir, que empieza de forma sutil y acaba en problemas graves.

Generalmente, todo suele empezar por algún conflicto personal con algún jefe o trabajador. Si has detectado algún tipo de conflicto, es mejor dialogar y solucionarlo rápidamente para evitar mayores problemas.

Si no se detecta, generalmente se suele empezar a presentar el acoso, mostrando los factores que se han visto anteriormente. Esto puede durar incluso años, acabando con la salud del empleado.

En el caso de que la cosa se vaya de las manos, debes ponerte en contacto con la empresa, la cual debería actuar de forma contundente contra el acosador y resolver el conflicto. Eso sí, esto no siempre ocurre, pues hay veces en las que se pone de su parte.

En estos casos, lo mejor es recurrir a las autoridades y cambiar de trabajo cuanto antes. Muchas personas no se atreven y acaban recurriendo a las bajas médicas, las cuales permiten cobrar un sueldo y estar ausente del acoso. Eso sí, esto puede provocar un aislamiento laboral al no estar realizando tareas.

Por este motivo, hay que luchar contra el mobbing, especialmente si eres un empresario. Debes prevenirlo e identificarlo, pues puede traer muchos problemas a los empleados, algo que se traduce en menos beneficios para ti.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...