Viajar con tarjeta de crédito o débito como medida de ahorro y seguridad en los pagos

Aunque muchos prefieren el pago en efectivo, lo cierto es que el pago con tarjetas fuera de España en los viajes casi nunca está penalizado con comisiones, al contrario que sacar dinero en cajeros internacionales

TARJETAS

Probablemente muchos estáis planeando ya las vacaciones o ya estáis a punto de salir de casa con el paquete listo para disfrutar. Sea cuál sea el caso, la verdad es que quiero que te apuntes otro pequeño consejo porque te vendrá muy bien a la hora de evitar gastos extras y ganar en seguridad. Me refiero a la posibilidad de viajar con la tarjeta de crédito o débito allá dónde vayas, porque además de ser lo único que te podrá valer por ejemplo a la hora de alquilar un coche, es también una fórmula interesante para ahorrar dinero y obtener una mayor seguridad sin cargo extra.

Ahorrar sin darte cuenta

En realidad, llevar la tarjeta de crédito o débito y utilizarla durante el viaje tiene muchas ventajas asociadas al ahorro. Por un lado, si tienes alguna promoción vigente por su uso con tu entidad, podrás beneficiarte de ella por el consumo realizado, que por lo general es mayor que durante la vida cotidiana fuera de vacaciones.

Por otro lado, las tarjetas de débito y crédito en la mayoría de los casos (mejor consulta con tu entidad concreta para estar seguros de esto) están exentas de comisiones y de extras a pagar por el uso, a diferencia de la retirada de dinero en el cajero, que por lo general tiene un coste, que para sumas pequeñas resulta realmente elevado porque hay un mínimo que siempre te cobrarán.

Seguridad en primer término

Pagarlo todo, o casi todo con la tarjeta tiene muchas ventajas además de que en la mayoría de los casos los bancos no te cobren nada incluso estando en el extranjero. Para empezar, por ejemplo, a la hora de reservar viajes y pagarlos con una tarjeta, disfrutarás de forma directa de un seguro que puede serte de gran ayuda en caso de accidente o de algún problema en el destino. Por otro lado, los cargos abonados con la tarjeta puedes rechazarlos en las primeras 48 horas, con lo que si no te fías demasiado de las reservas online, en caso de que al final no sea lo que esperabas y te hayan cobrado sin ofrecer servicio alguno, siempre tienes esta posibilidad.

Eso sí, si te has decidido a dar el paso y no vas a llevar efectivo, lo mejor es que lleves dos tarjetas y que cada una de ellas las guardes en lugares distintos, para asegurarte que ante algún imprevisto, siempre te quedará la otra.

Imagen: Federico Picone

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...