Un plan para superar la cuesta de enero

Si las cuentas no te salen en el mes de enero, hoy te damos algunas ideas para superarla con un plan de ahorro y gastos al completo.

cuesta enero

La cuesta de enero es casi siempre una de esas épocas en las que todos nos quejamos porque el dinero disponible no llega a nada. Por lo general, suele coincidir con el hecho de que las Navidades han supuesto un gasto importante, la paga extra ya casi se ha esfumado, y además, a inicios de año suelen concentrarse una buena parte de los gastos más notorios. Con todo ello, sin un plan concreto para superar la cuesta de enero será complicado poder alcanzar el objetivo de superar el mes sin complicaciones. Y precisamente eso es de lo que te queremos hablar hoy en A Fin de Mes.

¿Cómo se hace un plan para superar la cuesta de enero? En realidad se trata de repetir lo que ya hemos hecho en otras ocasiones; es decir, disminuir gastos e intentar aumentar los ingresos. Sin embargo, dado que hay antecedentes por las fechas navideñas, creo que es importante en este caso ponerse las pilas e intentar tomarse en serio un plan completo para que enero no se convierta en un verdadero rompedero de cabeza. A continuación te damos las claves para lograrlo. ¿Te animas a ponerlo en marcha?

Consejos para hacer la cuesta de enero más fácil

  • Los créditos: es un buen momento para deshacerte de las deudas que has contraído el año pasado. Sin embargo, si no eres capaz de conseguirlo, deberías plantearte entonces pasar a negarte cualquier nueva posibilidad de endedudarte, ya que sino, se te acumularán cuotas, y puede que no seas capaz de pagarlas. Recurre a otras vías como amigos y familiares si no te queda otro remedio. Si puedes, también es una opción la de reunificar tus deudas.
  • Aprovechando lo que sobra de Navidades: las cestas de navidad, las compras exageradas de comida, e incluso los regalos que no nos acabaron de convencer pueden ser una buena manera de ahorrar dinero en estas fechas. Lo que hay que hacer es buscar recetas en las que esos alimentos tengan salida, y vender en tiendas de segunda mano o por internet aquello que no hemos podido devolver o cambiar. No será mucho, pero se notará en tu presupuesto de la cuesta de enero.
  • Los contratos actuales: enero es un buen mes para revisar los actuales contratos de los servicios más habituales. Así, es hora de revisar si estamos contentos con la luz, el gas o el teléfono. Si la respuesta es sí, perfecto. Si es no, mejor echar un ojo a las promociones de inicio de año que pueden hacernos la cuesta de enero más viable.
  • Plantearse la austeridad como única opción: es difícil no gastar en rebajas, o no permitirnos ciertos caprichos. Sin embargo, está claro que la cuesta de enero será dura si no nos planteamos esta como única opción e incluso podríamos tener problemas también en el mes de febrero.

Imagen: Emilian Robert Vicol

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...