Trucos poco conocidos para controlar mejor el gasto

Lo mejor que puedes hacer para controlar el gasto es calcular el promedio de gasto mensual, algo que permitirá saber exactamente lo que gastas. Una vez que lo tengas, reduce ese promedio reduciendo gastos supérfluos

Trucos control de gasto

Todos trabajamos muy duro para llegar a fin de mes, haciendo una jornada laboral intensa, metiendo horas extras y tratando incluso de conseguir ingresos adicionales. Eso sí, muchas veces no es suficiente y terminamos gastando demasiado, estando atrapados siempre en el mismo punto.

Esto es porque no estamos controlando el gasto, el cual está comiéndose nuestros ingresos. Por suerte, hay algunos trucos poco conocidos que nos permitirán controlarlo de una mejor forma, lo cual nos ayudará a recortar en lo que no nos interesa y a ahorrar dinero a fin de mes.

Los mejores trucos para controlar el gasto rápidamente

En realidad, podemos controlar el gasto muy fácilmente si tenemos ciertas nociones de tecnología. Si entramos a nuestra banca online, podremos ver el extracto bancario completo directamente desde nuestra casa. Además, algunos bancos incluyen un desglose de ingresos y gastos que facilitan aún más las cosas y compara unos meses con otros.

Asimismo, hay aplicaciones que nos indican de forma más detallada en lo que estamos gastando. Simplemente se conectan con nuestra banca online y nos permiten saber lo que hemos gastado y en qué lo hemos hecho.

Después de esto, simplemente tenemos que coger todos los gastos de este último año y colocarlos en una hoja de cálculo. Después de eso, divide todos estos gastos entre los meses del año, dándonos un promedio anual de lo que estamos gastando. Esto se hace para evitar engañarnos a nosotros mismos, pues no todos los meses se gasta lo mismo.

Una vez que sabes lo que estás gastando en promedio, sabrás que debes reducir esa cantidad. Mucha gente no ahorra por esta razón, pues un mes puede tener 1500 euros de gastos con un sueldo de 1700, pero otro mes puede tener gastos cercanos a 1600 y otros meses gastos extraordinarios como el seguro del coche que hacen que los ahorros se consuman. Al final, muchos se acercan a un promedio de gasto similar a su salario.

Para reducir esa cantidad, revisa las aplicaciones que hemos mencionado antes para ver en qué estás gastando. Una vez que lo hayas hecho, simplemente pon un tope de gasto en las cosas en las cuales quieras dejar de gastar. Muchos de esos gastos son gastos hormiga, que haces sin darte cuenta en cosas que parecen baratas a corto plazo, pero que terminan siendo caras a largo plazo.

Por ejemplo, tomarte el café en casa en vez de en el bar te puede ahorrar cientos de euros al año, así como comprar menos comida chatarra o reducir el gasto en refrescos. En cualquier caso, debes reducir el promedio de gasto mensual para poder tener un promedio de ahorro adecuado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...