Trucos para mejorar tu relación con tu banco y ahorrar más

Si pretendes ahorrar dinero, una buena solución para conseguirlo pasa por mejorar la relación que tienes con tu banco. Hoy te damos algunas claves interesantes para conseguirlo.

Female hand with money in cash department window. Currency exchange concept

Tener una buena relación con tu banco es mucho más beneficioso para ti de lo que puedes imaginarte. Aunque actualmente están más de moda que nunca las cuentas online en las que apenas se tiene relación con las personas de la entidad, sí que es cierto que mejorar el trato que se tiene con el banco específico puede ayudarte a ahorrar dinero, a conseguir ofertas que te interesen, y también a tener opciones de acceso a productos que necesitarás en el futuro.

En el artículo que publicamos hoy en A Fin de Mes vamos a ayudarte a que esa relación, estés con el banco que estés, sea mejor. Así que, si estás un poco aburrido de la relación comercial que tienes con tu entidad y te gustaría que fuese más fructífera para ti, deberías echar un vistazo a fondo a los consejos que te planteamos hoy. Eso sí, recuerda que ningún banco debería atarte de pies y manos y que cambiar de entidad es algo más que frecuente si te conviene.

¡Mejora la relación con tu banco ahora!

  1. Adiós comisiones: la primera de las cosas en las que debes ahorrar dinero relacionada con tu banco es en las comisiones. Es cierto que muchas entidades las han eliminado u ofrecen a los clientes alternativas que no las tienen. Pero, si todavía no es tu caso, te recomiendo que acudas a tu banco a empezar a negociar esto. Podría parecer contraproducente para mejorar la relación con la entidad, pero es que lo que buscamos es que tú saques el máximo beneficio. Para hacerlo, vete a hablar con tu gestor y explícale que no tienes por qué pagar comisiones porque hay otros bancos que te hacen ofertas. Si no ceden, entonces es mejor empezar esa buena relación con otra entidad.
  2. Productos que te interesen: son muchos los productos que tienen los bancos en cartera que podrían interesarte y que ni siquiera conoces. En mi caso, lo que te recomiendo es que estés atento a su web, o a sus redes sociales. Generalmente, utilizan estos canales para promocionarlos, y a partir de ahí que te vayas a solicitar más información a la entidad física. Así conseguirás demostrar que estás atento y que eres un cliente despierto. Pero, al mismo tiempo, mejorarás la relación que tienes con las personas que trabajan en el banco.
  3. Aprovecharse de las ventajas que tiene el banco: ahorrar dinero con tu entidad es muy fácil si te aprovechas de los descuentos y promociones que ofrecen asociadas al uso de algunos productos. Así, por ejemplo, hay oportunidades en gasolineras, pagando con tu tarjeta de crédito o con otras opciones. Entenderlas es posible a través de los canales digitales y de los propios físicos. Enterarte de todo está en tu mano, y el ahorro que conseguirás es importante.
  4. Llamar a tu gestor o acudir a la oficina para verle: entender cómo van tus finanzas y si realmente necesitas otras cosas es a veces una cuestión de comentarle al gestor lo que tienes pensado hacer como planes de futuro. Aunque lógicamente ellos mirarán por los intereses de la empresa, sí que te pueden ayudarte a entender cómo mejorar tu situación. Además, que te conozcan, que te vean y que sepan que estás ahí puede ser mejor para conseguir mejores productos.
  5. Tener por escrito los contratos de los productos que tienes con ellos: una de las peores cosas que puedes hacer en cuanto a la relación con tu banco es dar por hecho que lo que te dicen en persona es así. Es necesario tener toda la documentación por escrito. Si todavía no tienes todos los contratos, hazte con ellos ahora. Y a partir de ahí, cualquier duda que tengas sí que puedes consultarla con la oficina.

Está claro que las claves que te hemos dado anteriormente no ayudarán a conseguir productos para tu perfil si no estás cualificado económicamente. Al fin y al cabo, los que toman las decisiones sobre préstamos o hipotecas no son los gestores que dan la cara en tu entidad. Sin embargo, ellos, desde un punto de vista práctico son muchas veces consultados por los de arriba para saber qué opinan de ti como cliente. Es precisamente en esas situaciones en las que la relación con el banco puede ser mucho más fructífera. ¿Ya utilizas los trucos que te hemos dado hoy para conseguir mejoras con tu entidad?

Foto: © belchonock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...