TEST: ¿Cuál es tu tipo de personalidad financiera?

El hecho de que tengas ciertos rasgos de personalidad que te definan hará que te afecten en tus comportamientos de tu vida cotidiana. ¿Quieres descubrir cómo afecta tu personalidad a tus finanzas? ¡Descúbrelo con este test!

La personalidad de cada uno de los usuarios es importante a la hora de influirte en todos los sentidos de tu vida, incluido el financiero. Lo que te vamos a proponer hoy es precisamente descubrir hasta qué punto tu forma de ser influye en cómo inviertes y en cómo gestionas tu dinero. El test que te proponemos hoy te ayudará a entender cómo influyen tus características a la hora de afrontar los pagos, de gastar dinero y de invertir parte de lo que tienes en los productos más específicos. Así que si siempre has querido saber qué tipo de inversor y usuario eres hoy te damos la oportunidad de hacerlo.

Respondiendo a las preguntas de este test aprenderás un poco más sobre ti mismo para entender el tipo de inversiones y productos bancarios y financieros que deberías contratar. En el caso de los bancos resulta bastante habitual que clasifiquen a los consumidores entre inversores conservadores, moderados y arriesgados. Cada uno de ellos se caracteriza por el riesgo que está dispuesto a asumir sobre determinados productos cuando estos no ofrecen su mejor rentabilidad. En el primero de los casos la rentabilidad puede ser bajísima o incluso negativa, pero el riesgo es mínimo. Un inversor moderado es capaz de asumir ciertos riesgos de pérdida por una rentabilidad mayor. Por último,  el arriesgado quiere conseguir lo máximo con su dinero arriesgándose también a perderlo en su fin.

En este test se va un poco más allá de los conceptos habituales de tipo de inversor porque se busca entender la personalidad financiera en términos más globales. Es decir, no solamente los orientados a invertir el capital en unos u otros productos. aún así resulta realmente interesante para descubrir hasta qué punto eres una persona con las cosas muy claras o todavía tienes serias dudas acerca de las decisiones que tomas y prefieres ser realmente cauto.

Ninguna personalidad financiera es mala, aunque es cierto que la arriesgada puede ser la más peligrosa, es también la que te puede otorgar los mejores beneficios. Si es tu caso, deberías considerar tomártelo todo con calma y estudiar bien los movimientos que haces. Si por el contrario eres realmente conservador, aunque esté bien, quizás de vez en cuando deberías asumir un poco más de riesgo para mejorar el capital que tienes y conseguir darte algún capricho. ¿No te parece?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...