Tarjetas de débito y crédito: lo que debes saber sobre ellas

Es habitual tenerle miedo a las tarjetas de crédito por no poder abonar las cuotas debidas en tiempo y forma. Sin embargo, dejar de utilizarlas por esto es un error que se notará en tu liquidez.

tarjeta

En A Fin de Mes siempre os recomendamos un uso medido de las tarjetas de crédito. Sin embargo, por la situación en la que estamos, son cada vez más las personas que tienen cierto miedo a sacarles provecho cuando son un instrumento financiero perfecto para poder sacarte de un apuro. En este caso concreto queremos hablarte de las posibilidades que tienen si se utilizan con precaución, así como de sus principales ventajas frente a las tarjetas de débito, mucho más comunes y más utilizadas para disponer del dinero que es ya tuyo.

A los instrumentos y productos bancarios no se les debe tener nunca miedo. Lo que sí hay que hacer es ser responsables y conocer bien su funcionamiento para evitar los problemas que te puedan ocasionar. Es por eso que con esta guía de hoy creo que puedes encontrar muchas de esas respuestas que te bloquean a la hora de pagar con la tarjeta de crédito en muchos sentidos. Y, en otras ocasiones, las que hacen que pospongas cosas que sí son realmente necesarias porque no quieres sacar partido de algo que, bien utilizado, es un gran producto.

El funcionamiento de las tarjetas de crédito

No tienes que tenerle miedo a las tarjeta de crédito si eres cuidadoso en la forma de usarla. Si nunca has tenido una puedes solicitarla en tu banco habitual y pactar con ellos el límite de crédito que te pueden ofrecer.

  • Te mandaran mensualmente tu estado de cuenta donde te detallaran:
  • Tu limite de crédito y el crédito disponible
  • Las compras que has realizado
  • El estado de tu deuda
  • El plazo para pagar la deuda
  • Los intereses generados

Las ventajas de las tarjetas de crédito

  1. Si eres una persona que paga puntualmente no tendrás problemas con tu tarjeta y puedes obtener las siguientes ventajas:
  2. Cuando hagas una compra, puedes pagarla en una sola cuota a fin de mes sin pagar intereses o puedes pagarla en varias cuotas mensuales asumiendo los intereses.
  3. Puedes disponer de dinero inmediato acudiendo a tu oficina bancaria o retirarlo del cajero automático.
  4. Tener una tarjeta de crédito te da más seguridad que llevar dinero en efectivo.
  5. Si haces uso de la tarjeta de crédito y pagas a fin de mes, tu dinero sigue en tu cuenta generando intereses.
  6. Si tienes tarjeta de crédito, estarás más segura ante una emergencia como un viaje inesperado o una reparación urgente del coche….
  7. Puedes alquilar coches, reservar hoteles o comprar billetes de avión.
  8. Las tarjetas de crédito poseen seguros adicionales. Los más habituales son los seguros de viaje que cubren desde accidentes hasta gastos médicos de viaje, pérdida de equipaje e incluso un seguro de vida en caso de fallecimiento del titular.
    Incluye también un seguro por robo y otro por protección de compra que cubre el robo o el daño accidental de lo que hayas comprado.
  9. Se aceptan en todos los lugares. Si viajas al extranjero te serán muy útiles.
  10. Puedes realizar compras por internet
  11. Puedes recibir descuentos y puntos o incluso entrar en algún sorteo según la política de tu banco.
  12. Si haces buen uso de ellas te permiten tener un historial positivo de crédito para tener acceso a un crédito más grande para comprar un coche o una casa.

Cuidado con las tarjetas de crédito

  1. No son gratis. Debes abonar una cuota anual por su uso. Existen entidades que sí las ofrecen sin coste para el cliente.
  2. Puedes comprar cosas que no necesites. Como no ves lo que estas gastando es muy fácil que te pases de la cuenta. Si llevas dinero en efectivo sólo puedes comprar lo que te permita el dinero que lleves encima.
  3. Cuando compras con la tarjeta de crédito, el monto total se cobra a fin de mes ( si no lo has fraccionado), pero si no hay dinero en la cuenta se activa el crédito que puede hacerte pagar intereses que sobrepasan el 15%.
  4. El dinero que retires en efectivo, puede ser abonado hasta en 36 cuotas, pero empiezas a pagar intereses desde el instante en que retiras el dinero, además de un pago por comisión.

Tu tarjeta de crédito es una ayuda que tienes en el día a día, lo mejor es que liquides puntualmente tus deudas para que tu crédito permanezca intacto. Haz un uso racional de tu tarjeta de crédito y no tendrás ningún problema.

Foto: tarjeta de crédito vía Shutterstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...