Sustituir las becas por préstamos universitarios ¿Nos hemos vuelto locos?

La calidad de la educación va en picado. Todos los informes lo corroboran. Pero la economía impide muchas veces que los jóvenes estudien, y cambiar becas por préstamos empeoraría la situación.

becas

No doy crédito a muchas de las noticias de actualidad que aparecen publicadas en la prensa diaria. De hecho, creo que muchos de los que ostentan el poder y toman las decisiones que nos afectan a las economías domésticas de forma directa, o bien viven en un mundo paralelo, o bien se empeñan en crear una sociedad desigual que haga aguas por todos los lados dejando de aquel estado del Bienestar y el concepto de sociedad moderna de lado. Quiero pensar que es la primera. Pero aún así, como cargos públicos que son, que cobran además de todo lo que los ciudadanos aportamos, no les exime de responsabilidades ante sus decisiones que nos cambian la vida.

La última de estas locuras ha sido la de plantear cambiar las becas universitarias por préstamos bancarios. Poniendo además el ejemplo británico al que ya se ha hecho referencia en muchas otras ocasiones como la mira a tener en cuenta. Por supuesto que solo se hace referencia a lo positivo del sistema, sin mencionar que dentro de los países de la Unión Europea es de los sistemas universitarios más caros y elitistas. Y tampoco se recuerda que en España, creemos en la educación universal, y hasta ahora era esa base la que había movido a cualquier reforma o ley. En todo caso, con la nueva propuesta encima de la mesa, y la polémica de actualidad servida, hoy en A Fin de Mes vamos a analizar un poco más a fondo lo que supondría sustituir las becas por préstamos universitarios.

Lo económico como trasfondo

El planteamiento que ha hecho la número dos de educación al mencionar la posibilidad de que las becas se transformen en préstamos universitarios es que el actual sistema es ineficaz y sale muy caro. Como si una cosa tuviera que ver con la otra. ¿De verdad que si pagan los estudiantes va a funcionar mejor? No lo creo. En todo caso, con esa idea en mente, me temo que si pudiesen, eliminarían no solo las becas que a algunos alumnos se les conceden actualmente por la situación familiar de sus padres, sino que directamente todo el sistema universitario pasaría a ser de pago en lo público, ya que no es la primera vez que fuentes del ministerio atribuyen la palabra becado a todos los alumnos, que solo pagan una pequeña parte de lo que de verdad corresponde por estudiar y por el coste que tiene la carrera.

Problemas familiares en aumento

Si ya actualmente, con las matrículas subvencionadas por el Estado, y con un sistema de becas que aunque se ha demostrado lento y ineficaz y con las últimas reformas aprobadas que han reducido el número de becarios, nos encontramos con alumnos que no se pueden permitir estudiar ¿qué pasaría si directamente las matrículas pasasen a costar lo que realmente valen sin subvención alguna? Probablemente, muchos estudiantes, de hecho una gran mayoría se quedase sin opciones para poder hacerlo sin ayuda. Y teniendo en cuenta la situación familiar en España, con más de 2,5 millones de hogares bajo el umbral de la pobreza, es un esfuerzo inexplicable lo que se les pediría.

Universidades vacías

La conclusión a todo esto serían aulas vacías. Es decir, universidades que se construyeron con el dinero de todos, porque por eso son públicas, y que si no existiese una subvención general a la educación por parte del Estado pasarían a ser como las privadas, a las que solo unos pocos pueden acceder. Si esto llegase a ese punto, muchos de los espacios universitarios dejarían de tener sentido, y habría muchos despidos de profesorado y personal, ya que al ser los ingresos de las matrículas los que importan, la relación entradas-salidas no tendría lógica económica alguna.

Préstamos imposibles de devolver

Cuando se hizo la propuesta, aunque no se explicó todo lo que estamos haciendo hoy que son suposiciones mías por argumentos emanados del propio gobierno en comparencias anteriores, con Wert explicando que no descarta un copago universitario por estudiar en la pública, se olvidaron de explicarnos bien el sistema inglés. De hecho, el dinero de los préstamos universitarios ahoga a muchos estudiantes, y recordando que en España el 60% de los jóvenes están desempleados, no sé cómo pretenden que devuelvan el dinero que han invertido en estudiar cuando esos estudios no les producen entradas ningunas en el actual panorama laboral

Otros países

Para finalizar, me gustaría destacar un caso que conozco de cerca, porque tuve la suerte de poder estudiar en una de sus universidades. Austria, que también está dentro de la UE ofrece a sus ciudadanos universidad pública gratuita. Además de un amplio catálogo de asignaturas de las que el estudiante configura su horario. A eso hay que sumar las muchas becas de investigación, de ayudantes dentro del centro, subvención de comedores (el menú costaba poco más de 3 euros) y servicios incluidos como la guardería para madres y padres que estudiaban. A mí, particularmente, me gustaría más que España evolucionase de este modo.

Imagen: Universidad de Navarra

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...