Se registran 4 veces más parados mayores de 45 años que en 2007

El desempleo es el gran lastre en España, pero hay colectivos que lo sufren más que otros, como el caso de los mayores de 45 años que tienen 4 veces más paro que en 2007

empleo

Se registran 4 veces más parados mayores de 45 años que en 2007. Eso significa que hablamos de uno de los colectivos a los que la escasa oferta de empleo en España más les afecta. Y es que si en nuestro país los jóvenes tienen que enfrentarse a una tasa de desempleo cercana al 60%, no parece que les vaya mucho mejor a los que deberían de tener en la actualidad, al menos por norma general, una estabilidad laboral que les permitiese olvidarse de tener que echar cuentas a final del mes por no disponer de un trabajo con el que pagarlas.

Los datos, detrás de los que recordemos que cada número esconde una historia personal, son abrumadores. Mientras que en total se registraban 413.100 parados mayores de 45 años en el tercer trimestre de 2007, en la actualidad, nos encontramos con que la cifra se ha disparado hasta los  1.824.500 en el mismo periodo de 2013. Y aunque parezca algo impensable, porque hay que tener en cuenta que han pasado apenas 6 años, el incremento en porcentaje supone un aumento del 341,6 %.

Aunque no voy a decir que el colectivo de los mayores de 45 años sea el peor parado, porque eso sería como suponer que ser joven y no tener trabajo es mejor, o que ser discapacitado sin empleo es más fácil, solo por poner dos ejemplos de colectivos a los que el desempleo les afecta también de forma muy severa, hay que tener en cuenta dos circunstancias principales que agravan la condición de estos parados, y que no son otras que tienen por lo general una familia que en parte o en su totalidad depende de ellos, y que además muchos de ellos están cercanos a la jubilación, la cual ven prácticamente inalcanzable con los cambios que se han impuesto también con la reforma del sistema de pensiones español.

A esos dos factores, cabe añadirle el hecho de que muchas empresas no quieren contratar a los que forman parte de este colectivo por su avanzada edad y porque probablemente no puedan desempeñar ciertas funciones por ella o por dolencias relacionadas con los años y el propio desgaste de la profesión, así como porque les resulta más sencillo aprovecharse de un estudiante o becario que cobraría por el trabajo mucho menos, aunque claro, no estando especializado en ello. Y así es como están las cosas. Pero lo peor, es que el futuro no pinta demasiado bien.

Vía: El Economista

Imagen: No man´s land

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...