¿Se puede facturar sin ser autónomo?

La legislación es interpretable y no todo el mundo sabe cómo realizar actividades legalmente si no se es autónomo. Hoy te explicamos la polémica y te planteamos soluciones.

factura movil

Facturar sin ser autónomo es una de las preguntas que más veces se hacen profesionales que están empezando, personas que encuentran proyectos extras, o incluso aquellos que están buscando salidas poco frecuentes para encontrar trabajo. En realidad, la ley no es demasiado clara al respecto y las sentencias judiciales que sientan jurisprudencia son un tanto controvertidas. Es por eso que hoy queremos poner el tema de manifiesto en A Fin de Mes e intentar resolver la cuestión de cómo facturar sin ser autónomo.

En realidad, la ley recoge que cualquier persona puede emitir facturas sin necesidad de darse de alta como autónomo en la Seguridad Social. El problema viene cuando esos pagos son frecuentes y alcanzan una determinada cifra, porque en ese caso sí que te podrían obligar a estar en el régimen de trabajo por cuenta propia. En todo caso, si quieres facturar un proyecto puntual de manera legal, bastaría con que fueses a Hacienda a darte de alta en el censo de empresarios en el epígrafe que se corresponda con lo que haces. Este trámite no tiene ningún coste y es el que te permite emitir una factura legal.

La facturación sin ser autónomo

Lo que te hemos explicado anteriormente valdría para cualquier persona, esté o no trabajando que quiera hacer una actividad económica puntual. Es decir, si te llaman para un proyecto de dos meses que sabes que no va a extenderse más en el tiempo, sigue los pasos anteriores y emite esta factura sin ningún otro tipo de problema. Pero, ¿qué pasa cuándo no es así? Pues bien, es aquí cuando se da la controversia. Para facturar como te hemos explicado sin necesidad de darse de alta como autónomo en la Seguridad Social tienen que darse dos condiciones:

  • Que lo facturado no supere el SMI anualmente
  • Que el proyecto o trabajo en el que se ejerce la actividad tenga carácter puntual y no se prolongue en el tiempo

Son muchas las personas que no cumplen uno de los dos requisitos y se quedan en el limbo de lo que deben o no deben hacer. Para solucionarlo, legalmente y sin que luego haya ningún tipo de problemas, se puede enviar una carta a Hacienda preguntando por la situación particular. La respuesta que te den será vinculante, y por lo tanto, te eximirá de alguna responsabilidad frente a tus obligaciones si cumples lo que en ella te dicen.

Si el proyecto del que te vas a encargar supera el SMI, o simplemente va a ser un trabajo a largo plazo, entonces lo mejor es que tramites el alta en la Seguridad Social como autónomo. Ahora mismo, la tarifa plana te puede compensar para los primeros meses, y además existen bonificaciones para aquellos que están trabajando a la vez por cuenta propia y por cuenta ajena, con lo que la cuota te saldría más económica que el mínimo legal actualmente permitido.

No me puedo permitir la cuota de la Seguridad Social

Lo que ocurre es que son muchos los profesionales, o trabajadores con un segundo proyecto los que no encuentran futuro en lo que hacen soportando la cuota de la Seguridad Social. En muchos casos, lo que ganan, descontando el IVA y el IRPF se queda por debajo de un salario digno. Si a ello le sumas los casi 265 euros que hay que pagar mensualmente, no compensa. Para aquellos a los que se les ha terminado la tarifa plana, o aquellos a los que simplemente no le salen las cuentas, hay una solución, no óptima, pero sí perfectamente legal.

Lo que puedes hacer en ese caso es darte de alta y baja en la Seguridad Social (con el correspondiente listado de Hacienda en el censo de empresarios) las veces que sea necesario para que te resulte rentable tu actividad. ¿Y cómo puedes facturar en ese caso? Pues tan simple como acumular las facturas para los períodos en los que estás efectivamente de alta. Eso sí, ten en cuenta que solo durante esas épocas te podrás descontar los gastos asociados a la actividad. Está claro que es una solución casi de locos, por todo el papeleo que incluye y porque se deja desprotegidos a estos trabajadores. Sin embargo, mientras no haya cambios importantes en el régimen de autónomos que realmente se ajusten a la realidad del colectivo, es lo único que te queda.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...