Razones por las cuales te saldrá a pagar la declaración si cobraste ERTE

Si has cobrado ERTE, tengo malas noticias, pues casi seguro que tendrás que pagar. Esto es porque el SEPE casi no aplica retenciones, así que has recibido un dinero que ahora debes devolver

Pagar renta ERTE

Debido a la pandemia de COVID-19, millones de personas perdieron su trabajo temporalmente. Eso sí, muchos siguieron cobrando una prestación al haber caído en los llamados ERTEs, gracias a los cuales pudieron seguir pagando sus factores.

Eso sí, al tener dos pagadores, es casi seguro que tendrán que hacer la declaración de la renta. Es más, en la mayoría de casos, los que han cobrado ERTEs tendrán que pagar dinero en la declaración. Si eres uno de los afectados, te explicaré las razones por las cuales pasa esto.

¿Por qué me sale a pagar si he cobrado ERTE?

Lo primero que hay que saber es cómo funciona la declaración de la renta. En realidad, la renta fija el pago del IRPF o Impuesto de la Renta de las Personas Físicas. Este impuesto se calcula sobre todas las rentas en un año natural y viene determinado por los ingresos totales del año.

Generalmente, los trabajos habituales tienen una retención del IRPF ajustada al salario, es decir, que vas pagando acorde a lo que ganas. Es más, si tienes un solo pagador y ganas menos de 22.000 brutos al año, seguramente no tengas que hacer la declaración (aunque mira el borrador por si te sale a devolver).

Si has cobrado ERTE, Hacienda lo considera como un pagador más. Al tener dos pagadores, si el segundo pagador te ha dado más de 1500 euros en un año, el mínimo baja hasta 14.000 euros brutos al año, algo que hace que casi seguro que tengas que hacer la declaración.

Eso sí, el problema no es el número de pagadores, sino las bajas retenciones. Generalmente, el SEPE no ajusta la retención y aplica una demasiada baja, es decir, que has recibido más dinero del que te corresponde. De este modo, ahora tendrás que pagar lo que no has pagado durante el año. Ocurre algo parecido si cobras el paro, el cual suele tener retenciones bajas.

En el caso de que te toque pagar, tienes la opción de fraccionarlo en dos pagos, pagando un 60% en junio y un 40% en noviembre. Al final, esto no tiene interés y acabarás pagando lo mismo.

Si todavía sigues en ERTE y tienes miedo a la declaración del año que viene, tienes dos soluciones. La primera es solicitar un incremento de las retenciones al SEPE, el cual se solicita por escrito. De este modo, pagarás poco a poco y no tendrás que pagar de golpe.

La segunda es ahorrar ese dinero como si no fuera tuyo, pagándolo al final del año. En cualquier caso, hay que tener en cuenta que has recibido un dinero que no es tuyo y no puedes gastar.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...