Razones para valorar el coste de oportunidad como lo más importante

El coste de oportunidad es aquel que refleja

Coste de oportunidad lo más importante

Uno de los conceptos más importantes en la economía y la vida personal es el llamado coste de oportunidad. Con coste de oportunidad nos referimos a lo que pierdes al tomar una decisión, es decir, las oportunidades perdidas por hacer otra cosa.

Este coste de oportunidad es más importante de lo que crees y puede marcar la diferencia en la rentabilidad de tus finanzas personales. Hoy conocerás por qué eso es así.

¿Por qué el coste de oportunidad es tan importante?

Lo primero es entender que todas las acciones tienen coste de oportunidad, pues nuestro tiempo y dinero es limitado. Por ejemplo, no podemos vivir en una casa y alquilarla al mismo tiempo, perdiendo una cosa u otra.

Es más, las empresas tienen en cuenta este concepto todo el tiempo, pues tienen que tomar decisiones importantes continuamente. Por ejemplo, una empresa podría decidir entre comprar un activo con efectivo y descapitalizarse o pedir un crédito y contraer una deuda.

La mejor opción es escoger aquello que minimiza el coste de oportunidad. Siguiendo con el ejemplo anterior, la mejor opción seguramente sea financiarse, especialmente por las desgravaciones fiscales del crédito, generalmente superiores al interés bancario.

Eso sí, no siempre es fácil, ya que muchos recursos son limitados y no siempre las cosas son tan fáciles. Un buen ejemplo se encuentra en los gobiernos, quienes tienen que decidir cómo usar sus recursos y hacerlo de forma equilibrada.

Además, muchas veces el coste de oportunidad es totalmente subjetivo y depende mucho de cada persona y sus circunstancias. Por ejemplo, una persona muy apegada a su pareja podría ver como un gran coste de oportunidad tener que trabajar y no tener tiempo para quedar con ella. En cambio, una persona obsesionada con el trabajo podría pensar de forma totalmente opuesta, viendo a su pareja como un coste de oportunidad para generar dinero.

Es más, incluso en ejemplos muy claros como el de la financiación visto antes la cosa es totalmente subjetiva. Una persona que no duerma tranquila cuando tiene deudas seguramente entre en un coste de oportunidad si financia, ya que trabajará de una peor forma.

Por este motivo, hay que fijarse unos objetivos y conocer tus valores para después minimizar el coste de oportunidad. Una vez que los conozcas, siempre busca la mejor solución para ti y la que te permita acceder a las mejores oportunidades dentro de tus valores y objetivos fijados.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...