Rajoy promete una reforma fiscal que ayude a las familias

La reforma fiscal que se discutirá los próximos meses promete ayudar a las familias, aunque por las justificaciones del gobierno de las medidas tomadas no se esperan grandes cambios.

finanzas

La reforma fiscal y la reforma eléctrica tienen ambas cosas en común. Aunque en el fondo no se parezcan en nada. Las dos nos afectarán a los consumidores y a las economías familiares. Y a las dos llevamos tiempo esperándolas. Pero parece que su debate genera problemas, protestas y críticas dentro de todos los sectores. Y claro, no están las cosas para bromas. Así que el ejecutivo ha salido esta semana a tranquilizar los ánimos de los ciudadanos asegurando que la reforma fiscal estará pensada para las familias, y que cumplirá la promesa de bajar los impuestos.

Sin embargo, en nuestro blog no es ni mucho menos la primera vez que hablamos del tema, y las fuentes relacionadas con Hacienda que han filtrado información sobre el tema no parecen estar muy convencidas de una bajada de impuestos como la que se está dando a entender al ciudadano de a pie. De hecho, el IVA se mantendrá como está, y el IRPF bajará hasta los niveles anteriores al ejecutivo actual como mucho. No más. Respecto a los impuestos de Sociedades, es probable que se moderen, aunque se eliminarán deducciones y al final el total impositivo se mantendrá casi intacto. O sea, que de pagar menos, más bien poco.

Respecto a la Seguridad Social aunque se ha pedido ya muchas veces, e incluso desde Europa recomiendan ajustar las cuotas a la realidad del servicio, no se esperan grandes cambios. La caja de la SS está muy vacía, y con el alto índice de desempleo y las escasas probabilidades de que el paro baje en los próximos trimestres hacen que sea un verdadero reto para las finanzas públicas. O sea que no nos hagamos muchas ilusiones a ese respecto.

Probablemente nos encontremos con que esta reforma fiscal que supuestamente ayuda a las familias sea solo una de esas tantas promesas que luego con la excusa de la crisis o de qué no se puede se queden en nada. Está claro que nos gustaría que de verdad se tengan en cuenta las necesidades de cada cuál y sobre todo que los impuestos sean justos porque la sensación de que cada día pagamos más para tener mucho menos y servicios de una peor calidad es una realidad de los españoles. Lástima que no se vaya a cambiar ni siquiera con la tan cacareada reforma fiscal.

Vía: El País

Imagen: r2hox

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...