¿Quiénes pueden optar al alquiler social?

Aquellas personas que hayan sido desalojadas como consecuencia de una demanda de ejecución por impago de la hipoteca, posterior al 1 de enero de 2008, ya pueden optar a una vivienda de alquiler social.

alquiler

Tras el anuncio de hace unas semanas sobe los alquileres sociales para los desahuciados, ya se sabe cómo y quienes tienen opción a optar a una vivienda. Muchos requisitos, que no todos cumplirán y por lo tanto la medida se ha quedado corta para los miles de familias que ha perdido su casa por impagos.

Primeramente tienen que acudir a la entidad financiera que les desahució, para que ésta evalúe y realice un informe, ya que tienen preferencia aquellas personas que tienen riesgo de sufrir exclusión social. Aunque siempre la última palabra la tiene la entidad bancaria, por lo tanto el desahuciado puede acudir a otra entidad que forme parte del fondo social de viviendas.

Todas las personas interesadas deben reunir una serie de requisitos, que no todos cumplirán. Deben ser familia numerosa. Pertenecer a una unidad monoparental con uno o dos hijos. O ser una familia que tenga un menor de hasta tres años o que alguno de sus miembros tenga una discapacidad superior al 33%. Los parados que no cobren ayudas de desempleo. Y las victimas por violencia de género.

Si se reúne alguno de estos requisitos la entidad financiera le alquilará una vivienda. Estas viviendas vienen del gran stock con el que cuentan los bancos y cajas más conocidas como activos tóxicos. Las casas de segunda mano deberán estar en perfectas condiciones para entrar a vivir de inmediato. El objetivo es que el inquilino no tenga que invertir dinero en reparaciones, tratándose de pisos embargados o incluso de promotoras sin terminar.

El coste del alquiler oscilará entre 150 y 400 euros mensuales. Habrá un límite máximo: el importe no podrá superar el 30% de los ingresos mensuales de la unidad familiar. Si bien los gastos de contribución correrán a cargo de la entidad, los de suministros, como agua, luz, gas o teléfono, corresponderán al inquilino. Los contratos tendrán duración de dos años.

Las viviendas deberán estar listas para el 31 de marzo de este año. Será entonces cuando se entregue la primera promoción de alquileres del fondo social.

Imagen | enriquearruti

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...