¿Qué son los tipos de interés?

Si estás pensando en adquirir algún producto bancario, ya sea de inversión o de préstamo, te conviene conocer qué son los tipos de interés, así como sus principales valores en el mercado.

depositos bancos

Probablemente este tipo de cosas sean tan de todos los días que a veces no le damos la importancia que tienen. De hecho, hay cosas que por formar parte de operaciones habituales ni siquiera llegamos a comprender en su fondo, y en muchos casos eso nos ocasiona serios prejuicios en la economía doméstica. Precisamente por ello, de vez en cuando en nuestro blog nos gusta apostar por contenidos de carácter didáctico, como en este caso en el que procuramos entender los tipos de interés.

Evidentemente todos hablamos de los tipos de interés. En un primer lugar en las noticias que leemos, cuando nos cuentan que los tipos del BCE bajan o se congelan para conseguir que la crisis no frene la competitividad empresarial. Luego cuando intentamos sacar la mayor rentabilidad de nuestros ahorros, y comparamos los tipos de interés que nos ofrecen en cuanto a rentabilidad las distintas entidades. Y por supuesto cuando pensamos en un préstamo personal o en una hipoteca, en las que tenemos en cuenta los tipos de interés para conocer cuál nos resulta más favorable.

Pues bien, aún con todo esto, creo que en muchos casos no sabríamos definir lo que es el tipo de interés. Pues bien. Empecemos por el objetivo de hoy. El tipo de interés es el precio que nos cobran las entidades cuando nos dan un préstamo. O el precio que nos pagan los bancos por disponer de nuestro dinero un determinado tiempo en un depósito. Pero los tipos de interés son también el precio que cuesta en la práctica disponer por parte de las entidades bancarias de una determinada moneda, y de ahí que a la tasa que aplica el BCE la llamemos también de este modo.

Dicho todo esto, y entendido el concepto de los tipos de interés, solo estamos ante el principio de aclararnos en este panorama económico. Y es que resulta que ese precio, como los precios de casi cualquier producto o servicio son susceptibles de cambios. Y aunque de ese tema te hablamos en nuestro siguiente artículo, cabe mencionar que estos se articulan sobre todo por tres factores clave: el tiempo que pasa, la relación de la banca con el cliente, y el tipo de operación a la que se pretenda calcular el tipo de interés. O sea, que de esto viene la idea de que cada entidad ponga los suyos propios y que a veces nos encontremos diferencias abismales.

Imagen: tnarik

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...