¿Qué significa deflactar el IRPF y porqué pagas más impuestos a mayor inflación?

Deflactar el IRPF consiste en modificar los tramos del IRPF para ajustarlos a la inflación, evitando la pérdida de poder adquisitivo en favor de Hacienda. Eso se hace porque la actualización de los salarios al IPC sin modificar los tramos hace que las personas paguen más impuestos, ya que ganarás más, pero también pagarán más impuestos que antes

deflactar IRPF

Hoy en día, se habla mucho de la inflación y de cómo afecta en la cesta de la compra. De hecho, la inflación se come el poder adquisitivo del trabajador, así que muchos buscan que se le suba el salario para compensarlo. Sin embargo, muchas veces con eso no basta, ya que se terminan pagando más impuestos, perdiendo poder adquisitivo igualmente.

La solución que muchos políticos proponen es deflactar el IRPF, algo que permitirá evitar la pérdida de poder adquisitivo al subir los salarios. ¿En qué consiste esa medida? ¿Cómo es posible que se paguen más impuestos con la inflación? Pues vamos a explicarlo todo en profundidad, para que entiendas cómo esta medida podría ayudarte.

¿Cómo afecta la inflación a la nómina?

La inflación afecta a la nómina de tres formas distintas, siendo la pérdida de poder adquisitivo directa y también que terminas pagando más impuestos. Vamos a ver todos ellos a fondo, para saber exactamente cuál es la dificultad que el trabajador se encuentra.

Pérdida de poder adquisitivo

El efecto directo de la inflación es la pérdida de poder adquisitivo, ya que suben los precios de la luz, el transporte y los alimentos, entre otras cosas. Si los salarios no se actualizan a esa subida de precios, el trabajador pierde poder adquisitivo inmediatamente.

De este modo, el trabajador es cada vez más pobre, perdiendo capacidad para comprar. Aunque el Gobierno ha subido el SMI, algunos convenios llevan años sin actualizarse, algo que ha afectado a millones de trabajadores. Es más, este año ha subido mucho el IPC en poco tiempo y los salarios no se suelen actualizar hasta que termina el año.

Más impuestos en favor de hacienda al subir los salarios

Aunque los salarios se actualicen al IPC, el problema no termina ahí. Los tramos del IRPF son iguales desde el año 2015, pero desde ese periodo, el IPC ha subido casi un 20%. Eso significa que el dinero vale menos, pero para Hacienda vale igual, así que, si ganas más, pagarás más, aunque tu dinero valga menos.

Por ejemplo, si una persona cobraba 20.000 euros al año y ahora cobra 22.000 por la subida con respecto al IPC, entrará en un nuevo tramo. De 20.200 a 35.200 euros, la retención sube al 30%, así que esos 2000 euros que gana de más tributan casi en su totalidad a un mayor porcentaje, algo que hace que se pierda poder adquisitivo al cambiar de tramo.

Eso hace que se pierda poder adquisitivo real, aunque te hayan subido el salario. De hecho, se considera un incremento de la fiscalidad en frío, ya que no se hace ninguna reforma impositiva y poca gente se da cuenta de este fenómeno. Hacienda aumenta la recaudación, el trabajador no recupera todo el poder adquisitivo y todo se ha hecho sin tener que subir los impuestos. Es más, Hacienda es doble beneficiaria de la inflación, ya que hace que la deuda pública estatal valga menos.

Menos sueldo neto en algunos casos

Esta subida del IPC sin actualizar tramos puede hacer incluso que cobres menos dinero. Al ajustarse las retenciones, al final puedes cobrar menos dinero a fin de mes, teniendo problemas en términos económicos a corto plazo, aunque luego Hacienda te devuelva.

De hecho, muchas veces esta subida afecta a los mínimos exentos y a las reducciones aplicadas, las cuales muchas veces no se modifican. De este modo, muchas personas que antes no pagaban impuestos, ahora sí que tendrán que pagarlo, haciendo que cobren menos dinero que antes, algo que puede ser un auténtico drama.

Deflactar el IRPF: la solución propuesta para acabar con la pérdida de poder adquisitivo

La deflactación del IRPF es una medida que se propone para evitar el efecto de la inflación en la nómina. Consiste básicamente en modificar los tramos de IRPF, con el fin de ajustarlos a la nueva realidad.

Por ejemplo, si el tramo actual del 19% es hasta 12.450 euros y el tramo de 12,450 a 20.200 es del 24%, una deflactación consistiría en modificar el tramo y subirlo por ejemplo hasta los 25.000. De este modo, los que ahora ganan más de 20.200 debido al incremento del IPC seguirían en el mismo tramo, no pasando al siguiente y no perdiendo poder adquisitivo en favor de hacienda.

Otra medida podría ser la de modificar los mínimos exentos y aplicar reducciones, además de bajar directamente los impuestos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...