¿Qué pasa con un plan de pensiones si fallece la persona que lo contrata?

Los planes de pensiones, a diferencia de lo que se suele pensar, son un objeto de ahorro que se puede heredar. Hoy te vamos a explicar cómo funciona la sucesión en estos productos bancarios.

planes de pensiones

De los planes de pensiones hemos hablado largo y tendido en nuestro blog. Lo cierto es que están más de moda que nunca porque el sistema actual de pensiones públicas está en entredicho. Es por eso que siempre que podemos, desde A Fin de Mes, sacamos el tema en nuestra portada. Y eso es precisamente de lo que vamos a hablarte hoy con una de las dudas que más suscitan estos productos. ¿Qué ocurre cuando quién contrata un plan de pensiones fallece?

Los planes de pensiones son un producto de ahorro a largo plazo individual. Sin embargo, precisamente por ser individual tienen un carácter de patrimonio que se puede heredar. A continuación vamos a explicarte lo que debes saber para dejar como beneficiario de un plan de pensiones a una persona determinada, pero desde ya te adelantamos que ese capital que has aportado jamás se pierde, sino que es objeto de una herencia bien por testamento, bien por lo que dicte la ley si no hay palabra expresa.

¿Cómo dejar un plan de pensiones a un familiar o persona de confianza?

Lo primero que debes saber acerca de un plan de pensiones y lo que ocurrirá con él tras tu fallecimiento es el hecho de que desde el momento de su contratación puedes indicarle a la entidad bancaria a quién se lo quieres dejar. Esa palabra la puedes cambiar siempre que quieras, para lo que solo necesitas acudir a la entidad solicitando que cambien el beneficiario de este producto.

Sin embargo, si prefieres que no haya duda alguna sobre quién se lleva el dinero de un plan de pensiones tras tu fallecimiento también puedes dejarlo claro en el testamento. El testamento identifica quiénes son las personas que van a recibir tu herencia, y en este caso, el plan de pensiones se convierte en parte de ella.

Si no has hecho ninguna de las anteriores cosas, a tu fallecimiento se aplicará la ley de herencias en la que se aseguran dos tercios de la herencia total para los descendientes y un tercio de libre disposición. Al mismo tiempo, al cónyuge le correspondería el usufruto vitalicio, o su equivalente en una tercera parte de esa herencia.

Las limitaciones a las herencias que impone la ley

Aunque tú puedes nombrar a quién quieras como beneficiario de un plan de pensiones en caso de que tú fallezcas, debes saber que no siempre vas a poder otorgárselo a quién tú decidas. En España, la ley protege a los familiares directos y solo permite dejar a quién realmente se desee, sin dar explicaciones, un tercio de la herencia. El que también se llama de libre disposición. Todo lo demás debe repartirse bajo unas reglas que explicamos a continuación entre los familiares más allegados.

En el caso de que sí tengas hijos y otros descendientes de estos, la ley limita tu libre disposición de la herencia a un tercio. Es decir, estos familiares deberán heredar las dos terceras partes. De éstas, una de ellas la has de repartir sin distinción entre los hijos. El otro tercio lo puedes repartir como creas oportuno entre todos ellos o parte de ellos.

Si en tu caso no hay hijos u otros descendientes de estos, pero sí existen padres u otros ascendientes, la ley indica que al igual que en el otro caso, ellos heredarán al menos la mitad de tu patrimonio. Si estás casado, esta cantidad se queda en un tercio, quedando a tu disposición otro tercio, y a disposición de tu cónyuge el que resta, completando así el total.

Hay que tener en cuenta que en todos los casos el cónyuge también hereda una parte de la que no puedes disponer libremente. De forma general, lo que se hace es otorgarle un usufruto vitalicio de todos los bienes de la herencia. Sin embargo, a la hora de contabilizarla es un tercio si hay hijos o descendientes, la mitad si no hay hijos pero sí ascendientes, y dos tercios en caso de que no haya ni ascendientes, ni descendientes.

Teniendo en cuenta todo esto, como ves, pese a poder nombrar al beneficiario que consideres oportuno en un plan de pensiones, sí que podrías encontrarte con ciertos problemas legales al estar tan limitado el reparto de herencias por la ley española.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...