¿Qué es la estanflación y cómo afectará en 2022?

La estanflación ocurre cuando se juntan inflación y estancamiento. Es un fenómeno raro, pero muy peligroso, ya que es difícil de solucionar al tener soluciones contradictorias y puede empobrecer a la población rápidamente

estanflación

Todo el mundo conoce la definición de inflación, que no es más que el aumento en el coste de la vida. También se conoce lo que es el estancamiento en la economía, es decir, que no se crece y se mantiene todo igual.

De forma habitual, la inflación se asocia al crecimiento económico, estando las cosas bastante estables cuando hay estancamiento; sin embargo, en algunas ocasiones se juntan. En este caso, se produce la temida estanflación, un fenómeno que puede que tengamos presente en este año 2022.

Definición de estanflación

La estanflación ocurre cuando inflación y estancamiento se producen al mismo tiempo. De este modo, nos encontramos con una economía que no crece y con un aumento en el coste de la vida. El término viene de los años 60, donde el ministro británico de Finanzas de aquel entonces definió la situación económica de su país con esa palabra.

De forma general, es muy complicado que se produzcan ambas al mismo tiempo. Si hay estancamiento, también los precios se mantienen estables (o incluso hay deflación). Por otro lado, si hay inflación, casi siempre va asociada a un crecimiento de los salarios y la economía, así que las personas no pierden poder adquisitivo. El peligro de la estanflación es que se pierde mucho poder adquisitivo al darse ambas a la vez.

Por el momento, el FMI asegura que no se ha llegado ese escenario, pero los ciudadanos temen por él para el 2022. Lo cierto es que es un fenómeno poco corriente, pero muy peligroso, ya que es un escenario muy complejo y del cual es difícil salir.

Cuáles son las causas de la estanflación

Hay varias causas de este fenómeno, pero todas tienen que ver con un desequilibrio:

  • Crecimiento negativo en la economía: cuando se produce una desaceleración o una recesión, se produce un crecimiento negativo. En estos últimos años, se ha dado debido a las medidas restrictivas de la pandemia, que impidieron el movimiento de personas y mercancías.
  • Precios que suben y no bajan: la inflación provoca que los precios no bajen a pesar del estancamiento. También lo producen las restricciones de la pandemia por interrumpir las cadenas de suministros, creando escasez.
  • Desempleo elevado: se produce debido a las restricciones de la pandemia y al estancamiento de la demanda.
  • Políticas de estímulo e inyección económica: los subsidios y ayudas distorsionan la ley económica de oferta y demanda, produciendo inflación. Lo mismo ocurre con la subida del salario mínimo.

Consecuencias

Una vez que se ha producido, la estanflación tiene consecuencias graves:

  • Subida de los precios de consumo.
  • Aumento de la inflación: se produce porque no se pueden bajar tipos de interés.
  • Desempleo elevado.
  • Bajada de la demanda y estancamiento económico.
  • Incremento de deuda.
  • Contracción de economía y falta de recursos para emprender: se acaba creando un bucle
  • Empobrecimiento de las clases medias y bajas: se produce a consecuencia de subidas de precios sin subir salarios y de desempleo, causando crisis política y social.

¿Se puede combatir la estanflación?

El problema que ocurre con la estanflación es que hay que solucionar al mismo tiempo la inflación y el estancamiento económico. Generalmente, la inflación se soluciona conteniendo el gasto público y aumentando la presión fiscal para aumentar la recaudación y cuadrar cuentas. De este modo, el Estado ya no depende de la deuda y se pueden subir tipos de interés.

El problema es que el estancamiento económico se suele combatir haciendo lo contrario. Se bajan tipos de interés, se bajan impuestos y se aumenta el gasto público para estimular la economía.

De este modo, el escenario es muy complicado para cualquier país, ya que estamos ante dos soluciones opuestas.

Eso sí, hay algunas personas que han encontrado algunas soluciones que se podrían poner en práctica para combatirla. El ganador a premio Nobel, Robert Mundell, propuso algunas ideas para conseguir combatir la estanflación:

  • Flexibilidad laboral: aumentar la libertad del empresario para estimular la contratación.
  • Reducir impuestos a las grandes empresas: son las que generan puestos de trabajo, así que se les da una fiscalidad incentivadora.
  • Tener un suministro energético abundante.
  • Favorecer libre comercio y competencia.
  • Subir la productividad: se hace para aumentar la oferta sin exceso de demanda que suba precios.
  • Reducir la intervención del estado: se hará especialmente en la distribución comercial.

Todas estas ideas permitirán reducir el desempleo, mantener la recaudación elevada y salir del estancamiento económico sin recurrir a estímulos externos o tipos de interés bajo, controlando así la inflación.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 3,00 de 5)
3 5 2
Loading ... Loading ...