¿Qué es el salario emocional?

La comodidad del trabajador se ha convertido en una pieza clave para la productividad. Hoy te explicamos qué significa el concepto de salario emocional.

salario emocional

En una época de crisis en la que los salarios están bajo mínimos bien podría pensarse que todo lo que importa en un trabajo es la remuneración. Sin embargbo, las nuevas generaciones han cambiado por completo el concepto de «buen trabajo» y para considerar a uno como el más adecuado para ellos tienen en consideración otros detalles que no tienen que ver con el sueldo que ganan. Todas esas cuestiones que influyen en la valoración de la empresa y del propio puesto de trabajo constituyen un concepto que cada vez está siendo más estudiado. Hablamos del salario emocional.

El salario emocional es un término muy utilizado en los centros de recursos humanos y las empresas que lo incentivan demuestran que son capaces de retener a los mejores trabajadores, así como de mostrar una mejor aceptación entre los que forman parte de la plantilla. Pero, ¿qué incluye el salario emocional para competir casi en igualdad de oportunidades con el sueldo económico? En realidad para cada individuo son distintas las prioridades pero, generalmente se engloban aquí factores como: oportunidades de ascenso, reconocimiento del trabajo bien hecho, flexibilidad horaria y facilidad para conciliar la vida profesional y la familiar.

Las empresas pequeñas no pueden competir con las de mayores dimensiones en cuanto a remuneraciones salariales económicas, pero sí pueden hacerlo a través del salario emocional. Para muchas pymes, e incluso autónomos con trabajadores a cargo es más sencillo lograr un ambiente de trabajo favorable en el que el trabajador se sienta a gusto que subir los sueldos, ya que los beneficios no son tan elevados. Con esa calidad de vida, aunque le ofrezcan un mejor salario en otra empresa, muchos trabajadores deciden rechazar la oferta porque se encuentran plenamente contentos con la profesión que desarrollan y el modo en el que se hacen las cosas en su empresa. Pero, ¿cuáles son las cualidades que más se valoran en el salario emocional? A continuación las analizamos:

Factores que influyen en el salario emocional

¿Sabrías decir si eres un trabajador con un salario emocional alto? ¿Tienes una empresa y quieres evaluar este factor en tus trabajadores? Creo que los que vienen a continuación son factores que te ayudarán a entender si realmente en tu caso es satisfactorio o deberías mejorar algunos aspectos para tener una mejor relación. Echa un vistazo a continuación y descubre hasta qué punto el trabajo es ideal para ti o para tus empleados:

  1. Reconocer logros y esfuerzos: cuando las cosas se hacen mal, casi siempre caen broncas a por doquier y el mal humor invade la oficina. Sin embargo, cuando las cosas se hacen bien no siempre se hace lo propio y se agradece al trabajador haber estado ahí y el esfuerzo realizado. Una empresa con un buen salario emocional no olvide jamás recompensar, aunque solo sea de palabra, a los trabajadores que han aguantado la presión y han sacado adelante un proyecto.
  2. El tiempo como incentivo: para muchos trabajadores, la única manera de conseguir calidad de vida es con tiempo. Tiempo libre que casi nunca se obtiene en el trabajo. Sin embargo, de nada le sirve a las empresas tener trabajadores ociosos pasando horas en la oficina. Si las cosas se han hecho bien, ¿por qué no dar una recompensa con unas horas o una jornada sin trabajar? A la empresa le cuesta mucho menos y el empleado sabrá agradecerlo.
  3. Trabajo flexible: entrar y salir todos los días a la misma hora no incentiva la productividad. Sin embargo, tener un empleo flexible, que permita conciliar vida familiar y laboral con una jornada planteada por objetivos sí lo hace. Los trabajadores están más contentos, la empresa obtiene los máximos beneficios y las tasas de salario emocional se elevan.
  4. Oficinas modernas: si los espacios de trabajo en los que están los trabajadores son agradables y se adecuan a las necesidades de su trabajo, los empleados se sentirán mucho más cómodos y serán más efectivos. La empresa debe garantizar un entorno laboral óptimo asegurando al mismo tiempo la correcta ergonomía para evitar lesiones.
  5. La formación: que la empresa forme a sus empleados es una de las cualidades más demandadas por los jóvenes. De hecho, para muchos, el salario emocional depende en gran medida de esta posibilidad.

Como ves, aunque se dice que el salario es lo que mueve a los trabajadores, no es lo único que lo hace. Sino, que se lo digan a aquellos que tienen un salario emocional realmente elevado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...