Productos similares a las preferentes continúan vendiéndose a particulares

Con la polémica sobre la mesa y el asunto aún sin resolver, productos similares a las preferentes continúan vendiéndose a particulares

preferentes

El anuncio de la semana pasada que te hicimos en nuestro blog respecto al tema de las conferencias y campañas informativas que la Comisión Europea estaba llevando a cabo en España sobre los bancos, y sobre la necesidad de que se aplique una mayor transparencia en los productos que se venden al consumidor, así como la necesidad de que el consumidor exija que se respeten sus derechos, que a todas luces parece que en muchos casos se pisotean en contratos abusivos que hemos visto repetirse en numerosas entidades no ha caído en saco roto, y hoy sabemos que los bancos están volviendo al error de las preferentes que aún no ha sido resuelto y que ha causado grandes pérdidas a los ciudadanos que las contrataron.

Hoy en día, parece que con la lección aún por aprender, ha saltado a la prensa la noticia de que en nuestro país, productos similares a las preferentes continúan vendiéndose a particulares. Lógicamente no usan el nombre de preferente, pero lo que comercializan es en la práctica un producto exclusivo para ahorradores expertos en el mundo de las finanzas y conlleva altos riesgos de perder el capital. Y pese a que el sector niega la implicación en el asunto, no sería la primera vez que en nuestro país se dice hoy una cosa, y mañana, nos echamos todos las manos a la cabeza.

Lo que está claro es que la Comisión Europea ha elegido una fecha interesante para dar estas charlas e informar al consumidor español de que abra bien los ojos ante lo que tienen en los bancos. Pero toda precaución es poca, con lo que más vale hacer caso a las voces de denuncia al respecto y tener claro que todo aquello que nos intentan vender como depósito pero que no es un depósito, puede ser, al menos potencialmente un producto de alto riesgo con el que el ahorrador doméstico podría no estar protegido ni tener los conocimientos necesarios para evaluarlo con claridad.

Y es que precisamente esas voces son las que indican que la práctica comienza a ser habitual de nuevo, y que además se está llevando a cabo con el fin de captar el ahorro del pequeño ahorrador, con lo que yo me quedo con el refrán de «si el río suena, agua lleva» y en este caso abriría bien los ojos si en breve vas a contratar algún producto de ahorro. Y si no pone depósito, desconfía.

Vía: 20 Minutos

Imagen: xornalcerto

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...