Prestaciones por desempleo al mínimo histórico en máximos niveles de paro

A pesar de que estamos en máximos niveles de desempleo, las prestaciones se han reducido más que nunca y los nuevos presupuestos indican que seguirá la tendencia a la baja

desempleo

La verdad es que comentaba ayer en nuestro blog hermano Atrapalas parte de la noticia que hoy te cuento aquí. Y es que actualmente son cada vez menos el porcentaje de parados que reciben algún tipo de prestación. Es decir, que a pesar de que tenemos los niveles más altos de desempleo de la historia de España, el Estado ofrece cada año menos subsidios que permitan a quienes no tienen trabajo al menos subsistir en lo que se denominaba Estado de Bienestar, y que se supone se le garantizaba a todos los españoles al menos poder sobrevivir dignamente.

Con la crisis todo esto comienza a tambalearse, y lo peor del asunto no es que la noticia nos parezca nueva, sino que seguirá siendo una tónica que se repita a lo largo del tiempo. ¿Por qué? Pues porque los presupuestos que s aprueben serán más austeros para seguir cumpliendo con lo que marca Europa, y porque los datos que manejábamos eran los de 2012, con lo que no se habían contabilizado reformas como la que impide recibir el subsidio por desempleo a los mayors de 55 años con rentas familiares superiores a lo establecido.

Ya con los datos de febrero en la mano, a mi particularmente se me ponen los pelos de punta en solo pensar que pueden hacer todas esas familias con todos sus miembros en paro y sin ningún tipo de ingreso. Y es que de los 5,04 millones de parados registrados que había en febrero, 2,9 millones tenían derecho a prestación contributiva, subsidio o renta activa de inserción; es decir, que cobraban un dinero bien porque lo habían abonado anteriormente o porque les correspondía porque cumplían las condiciones. Pero una nueva cifra récord de 2.137.390 parados apuntados en las listas públicas no percibían ayudas; es decir, que en principio no tienen renta alguna, al menos relacionada con el empleo.

Puede que parte de esos desempleados tengan algunas propiedades en alquiler, o que consigan subsistir gracias a las ayudas de algún familiar, incluso que recurran a la asistencia de organizaciones sin ánimo de lucro y asociaciones, que dicen estar ya desbordadas. Pero lo que importa no es si ellos pueden encontrar su subsistencia por otra vía no oficial, sino que lo que importa es que el Estado s ha olvidado de ellos, y a cuenta de atender al déficit y olvidarse del resto, muchos han ya perdido la fe en la democracia y en el Estado. Y si nadie le pone remedio, la cifra seguirá creciendo.

Imagen: Gobierno de Aguascalientes

Vía: El País

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...