¿Por qué mi banco puede cerrarme la cuenta el 30 de abril?

No es una cuestión de que el banco quiera cerrarte la cuenta, sino de la nueva normativa que exige tener los datos actualizados de todos sus clientes.

normativa bancaria

Seguramente hayas recibido una comunicación de tu propia entidad bancaria en la que te solicitan que necesitas pasarte por la oficina a entregarle una determinada documentación. En realidad, a muchos clientes solo se les está exigiendo que manden una fotocopia original o lleven por su banco el DNI más nuevo que tienen. En otros casos se piden otros documentos, y además se añaden declaraciones juradas de la procedencia de los fondos. Pero ¿realmente es cierto que los bancos van a cerrar todas estas cuentas antes del 30 de abril?

En realidad sí. A menos que vayas por tu entidad y les pidas que actualicen los datos antes de tener realmente la documentación y acepten ese compromiso de que se la lleves más adelante, las entidades bancarias no van a podertener abiertas cuentas cuyos titulares no estén bien identificados, con la información actualizada y con todos sus fondos justificados. Así que, si todavía no lo has hecho, mejor pásate por tu banco para evitarte cualquier tipo de problema con la operativa de tu cuenta.

En realidad, lo que muchos ciudadanos no saben es que esta normativa no es nueva, sino que lleva en vigor desde 2010 y se lanzó como idea para prevenir posibles fraudes, blanqueo de capitales y también para prevenir el terrorismo. Sin embargo, en aquel entonces, se puso como fecha tope para los bancos para hacerse con esta información este mismo 28 de abril de 2015. Es por eso que las comunicaciones de última hora, esas que vienen casi en un tono amenazante por dejarnos una cuenta inoperativa se llevan justamente a cabo ahora.

¿Qué pasa si no entrego los datos o si nadie me avisa?

Tenemos entonces que el próximo 28 de abril es el día tope para poder actualizar los datos bancarios, y para los ciudadanos pueden darse tres circunstancias. O mejor dicho, hasta cuatro. En las dos primeras no tendrías que hacer nada. O bien el banco ya tiene tus datos porque hace poco se los has mandado, o bien el banco no necesita que los actualices porque ya se utilizó la normativa antes de este año. Recuerda que lleva activa desde el año 2010.

Las otras dos situaciones que se pueden dar y en las que sí te puede afectar la normativa antiblanqueo de capitales de 2010 son aquellas en las que necesitas llevar a cabo una actualización de datos. Bien porque te han llamado, bien porque deberías preguntarlo tú mismo en la oficina para evitar que por error no te hayan avisado. En realidad, hay que tener en cuenta que ninguna entidad bancaria va a querer realmente que un cliente se quede sin cuenta a propósito. De esa manera, lo habitual es que todos los bancos te avisen por distintas vías antes de que se cumpla el plazo. Pero todo es posible, y yo, sinceramente, procuraría estar segura de que todo está correcto, porque sino, después, cuando necesites la cuenta no vas a poder acceder a ella.

La documentación más habitual que se solicita por parte de estas entidades bancarias es el DNI, el pasaporte o un documento acreditativo de identificación para extranjeros. Sin embargo, dependiendo de cada caso se puede solicitar otra información complementaria. Es tu entidad la que debe decirte lo que necesita, pero en el caso de las personas físicas te pueden solicitar copia de la nómina o pensión, certificado de ser trabajador en activo, certificado de IRPF, certificado de alta de actividad en Hacienda o los últimos modelos de la Agencia Tributaria que has sido obligado a presentar.

Tarjetas y otras entidades intermediarias

Todo lo que se ha dicho hasta la fecha es que las cuentas bancarias cuyos clientes no aporten la documentación que se les solicita quedarán suspendidas de manera anticipada, pero pueden ser canceladas si no se procede a subsanar el error. Pero ¿solo ocurre con las cuentas bancarias? En realidad no. También pasa con las tarjetas. De hecho, en mi caso particular me han contactado desde El Corte Inglés para poder actualizar mi información particular debido a dicha normativa. Eso quiere decir que no solamente las cuentas van a ser los únicos productos bancarios de los que tengamos que preocuparnos.

Si en tu caso no vas a poder llevar la documentación al banco, o todavía no te han mandado una notificación para poder actualizar los datos, lo mejor es que les llames o revises tu correo online en la cuenta bancaria. Así, te asegurarás que todos tus productos van a poder seguir operativos y que nada se te queda en el tintero. Recuerda que la documentación puede entregarse directamente en la entidad, pero también por mail o vía postal.

Vía: Consumer

Imagen: Oscar

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...