Plataformas de Crowdlending: pedir préstamos entre particulares

El Crowdlending permite pedir prestado, o prestar dinero sin intermediación bancaria. Los particulares son los que llevan a cabo el negocio, ofrecen mejores intereses, y al tiempo, mantienen las ganancias en la sociedad.

prestamos

La economía colaborativa ha llegado para quedarse. Eso es algo de lo que venimos hablando hace mucho tiempo en nuestro blog, y que sin lugar a dudas nos facilita mucho las cosas a la hora de ahorrar dinero. Pero generalmente, asociamos al concepto de economía colaborativa el hecho de compartir cosas, o darle nuevos usos a los productos de segunda mano. Aunque todo ello define el concepto en sí mismo, éste va mucho más allá. De hecho, hoy queremos hablarte de otra de las opciones que se nos ofrecen en este nuevo mundo, y que probablemente en unos años se convierta en un referente de las finanzas. Nos referimos al crowdlending.

¿Qué es el crowdlending? Es la primera pregunta por la que comenzamos, ya que dado que este mundo es tan nuevo, no todo el mundo está habituado a este tipo de términos. Pues bien, el concepto en sí mismo hace referencia a plataformas en las que particulares piden prestado y prestan dinero. Viene a ser una especie de banco en dónde quién presta se convierte en inversor obteniendo un interés por su dinero prestado, y dónde quién pide prestado consigue acceso a financiación más fácil que a través de un banco, y por lo general, a tipos de interés más bajos. ¿Suena como el negocio perfecto, verdad?

Plataformas de crowdlending hay ya muchas, y cada vez aparecen más en España. De hecho, en A Fin de Mes te hablamos hace algunos meses de una que parecía lanzarse con gran fuerza, Zank, aunque en aquella ocasión no analizamos este nuevo concepto a fondo. Viendo que cada vez el mercado está ofreciendo este producto, y que el interés entre los consumidores es alto, hoy queremos contarte más cosas sobre su funcionamiento, sus riesgos y sus ventajas. ¿Quieres saberlo todo sobre el crowdlending?

Todo sobre el crowdlending

Las alternativas de crowdlending están multiplicándose en nuestro país por la difícil financiación de algunos colectivos. Además, los intereses a los que los bancos prestan dinero no son siempre los más adecuados si se pretende conseguir una rentabilidad un poco ajustada. Pero ¿son legales estas propuestas? ¿Cómo se garantiza el dinero de quién invierte? ¿se siguen métodos para asegurarse de que quién pide prestado podrá devolverlo?

Legalidad

Todas las plataformas de crowdlending tienen sus propios contratos, los cuales se firman entre las partes que están formando parte de la plataforma y hacen de garantía ante ellos mismos y de terceros. No hay ninguna ley que impida prestar dinero a otros, ni tampoco que limite la fórmula que se utiliza para devolverlo ni el cobro por dicho servicio. Por lo tanto, en ese sentido, sí son legales.

Garantías para el prestamista

El prestamista obtiene sus beneficios cuando la persona a la que se le presta devuelve su dinero. Ese dinero supone recuperar el capital, y también los intereses. Pero ¿cómo sabe el prestamista que va a poder recuperar su dinero? En realidad, la mayoría de empresas de crowdlending lo que hacen es asociarse con buffetes y con servicios de cobros de deudas para asegurarse que todos los clientes pagan. Además, como verás a continuación, el interés que obtengas por tu dinero dependerá en gran medida del riesgo que quieras asumir con un cliente. Los clientes con peores valoraciones económicas tienen por lo general que pagar más para que les presten. Aquellos con un historial impecable sin embargo, disfrutan de intereses más bajos.

Investigación del que pide prestado

Antes de acceder al préstamo entre particulares, el que pretenden pedir dinero prestado se somete, aún sin quererlo, a una investigación para comprobar su actual estado de finanzas. Si tiene un buen historial, esto quedará reflejado en la plataforma y se supone que se informará a los inversores, para que el riesgo a asumir sea bajo, y por lo tanto, los intereses también. Lo mismo ocurre en el otro caso, en el cual cuánto más riesgo, mayor será el interés a pagar.

Las principales ventajas del Crowdlending

Plataformas como Comunitae o LendingClub apuestan por ofrecer este tipo de servicios en los que no solamente se expone que hay clientes a los que se les ha bloqueado el crédito tradicional y pueden beneficiarse de ello, sino que también se puede pagar menos por pedir dinero prestado, y también, se otorga a los prestamistas el beneficio de esos intereses. En este caso, ganamos todos los usuarios particulares, que es la idea base de la que parte esta economía colaborativa que promete seguir dando que hablar en nuestro día a día.

¿Has probado alguna de estas plataformas o conoces alguna otra que creas puede ser de utilidad a los demás usuarios?

Imagen: a_marga

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...