Las 7 alternativas a los planes de pensiones ahora que resultan menos atractivos

Los planes de pensiones ya no son tan atractivos, pero hay 7 alternativas bastante buenas. Opta por los Planes PPA, los PIAS, los Unit Linked, los fondos de inversión, la inversión en bolsa, la inversión inmobiliaria y otras alternativas como el crowdlendig y el crowdfunding

Alternativas planes de pensiones

Debido al estado del sistema público de pensiones, mucha gente no confía en él y piensa en preparar la jubilación por su cuenta. Anteriormente, los planes de pensiones eran el mejor sistema, ya que ofrecían una opción fácil para complementar la pensión.

Sin embargo, los planes de pensiones cada vez son menos atractivos, ya que tienen menos rentabilidad y más impuestos que nunca. Por suerte, hay otras alternativas que te pueden ayudar a preparar la jubilación.

Las 7 alternativas más populares a los planes de pensiones para tu jubilación

En concreto, hemos traído 7 alternativas para complementar la pensión pública. Algunos tienen más riesgo que otros, pero pueden ser buenas opciones si se tienen conocimientos y algo de suerte.

Planes PPA

La primer opción son los PPA, una opción muy similar a los planes de pensiones, pero con algunas diferencias. Los PPA funcionan como seguro de ahorro, así que deben ofrecer una rentabilidad mínima por ley, algo que no ocurre en los planes tradicionales.

Además, comparte las ventajas de los planes de pensiones, como deducir en la renta las aportaciones realizadas. Eso lo hace una opción algo más atractiva.

Planes Individuales de Ahorro Sistemático (PIAS)

Los PIAS son productos que funcionan también como un seguro de ahorro. Se invierten los ahorros mes a mes, siendo habitualmente productos conservadores que permiten recuperar el dinero en cualquier momento, aunque con rentabilidad limitada.

Eso sí, ahora hay varios para escoger, incluyendo algunos para inversores con un perfil de más riesgo. De este modo, ya no solamente sirven para los inversores más conservadores.

Unit Linked

El Unit Linked es una parte incluida dentro del seguro de vida. En este caso, una pequeña parte de lo que invierte va para pagar a la póliza, invirtiendo el resto. La forma de inversión dependerá del riesgo asumido y del objetivo. Su mayor ventaja es que tributa como un seguro, además de no formar parte de la masa hereditaria.

Fondos de inversión

Los fondos de inversión son una alternativa habitual a estos planes de pensiones. Estos fondos invierten en una cartera de activos, adaptada al perfil de riesgo y de la política del fondo. Su mayor ventaja es que el dinero está siempre disponible, además de tener menos impuestos. Por ejemplo, el traspaso entre fondos está exento de tributar en la renta.

Inversión en bolsa

Una opción cada vez más habitual para preparar la jubilación es la inversión en bolsa. Es más, hay planes de renta variable que invierten directamente en el mercado de valores, comprando acciones de las diferentes empresas. Su mayor ventaja es que puede tener una mayor rentabilidad, pero también puede ser una desventaja.

En concreto, es una inversión mucho más volátil que la de un fondo de inversión, siendo también más difícil de diversificar. Además, si se hace por uno mismo, requiere de paciencia y conocimientos.

Comprar inmuebles

Este es el método que más se ha usado en este país para complementar la jubilación. Consiste en comprar un inmueble, ya sea un piso, una casa o incluso un garaje, para recibir rentas por su alquiler y completar la pensión pública. Además, también puedes arriesgarte a comprar alguna casa en un punto bajo del mercado inmobiliario y tratar de venderla más cara en un punto más alto.

El problema de comprar inmuebles es que el acceso a las hipotecas es más complicado que en el pasado, además de ser más caras. Además, hay riesgos como las derramas, los gastos de comunidad y la morosidad.

Eso sí, si tienes un empleo fijo y algo de ahorros para dar la entrada, puede ser una buena opción si sabes buscar y si no sabes mucho sobre otras inversiones.

Otras inversiones alternativas

Además de las ya vistas, hay otras opciones de inversión bastante interesantes. Por ejemplo, puedes optar por el crowdlendig y el crowdfunding. La primera opción consiste en préstamos a Pymes, donde invertirás en una especie de renta fija sin mercado secundario.

En cuanto a la segunda opción, te convertirás en una especie de socio de la empresa, prestando dinero a cambio de participaciones. Como podrás adivinar, estos sistemas sirven para financiar start ups que no cotizan en bolsa, pero que tienen mucho potencial de crecimiento (aunque también mucho riesgo).

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 3,50 de 5)
3.5 5 2
Loading ... Loading ...