Cómo preparar la jubilación cuando eres autónomo

Si eres autónomo, probablemente cotices por la base mínima y tengas una pensión baja. Para solucionarlo, o bien subes tu base de cotización hasta los ingresos reales, o bien ahorras y preparas tu jubilación de forma privada

Preparar jubilación autónomo

Los autónomos tienen como mayor preocupación la jubilación. Eso es porque la cotización de los mismos suele ser baja, así que tienen una pensión media muy inferior a la de los asalariados. En concreto, cobran 780,95 euros, mientras que los asalariados tienen una media de 1315 euros mensuales.

Si eres autónomo, deberías ir pensando en cómo preparar la jubilación de cara al futuro para poder tener un retiro digno. Si no sabes cómo hacerlo, presta mucha atención a los siguientes consejos.

Así podrás preparar la jubilación si eres autónomo

La razón por la cual la jubilación del autónomo es tan baja es por su cotización, ya que la mayoría eligen cotizar por la base mínima. Eso significa pagar menos de 300 euros de cuota, mucho menos que la cotización del asalariado.

Antiguamente, la base reguladora se calculaba con los últimos 15 años cotizados, así que muchos optaban por cotizar el mínimo hasta cumplir los 50. Sin embargo, ahora se calculará con los últimos 25 años cotizados a partir de 2022, y se espera que llegue a calcularse durante toda la vida laboral. De este modo, cotizar poco penaliza siempre.

La solución que ofrecen la mayoría de colectivos de autónomos es subir la base de cotización y hacerlo por los ingresos reales, tal y como hacen los asalariados. De hecho, quizá eso se convierta en una obligación según los planes del gobierno. Si confías en el estado y tienes suficiente dinero, será tan fácil como subir tu base de cotización y pagar más a cambio de más prestaciones.

Eso sí, muchos autónomos no confían en el sistema de pensiones público, siendo la razón principal de cotizar por la base mínima. La otra razón es la falta de ingresos.

Si eres de los que no confían, deberías seguir planificando la jubilación, aunque de otra manera. Eso implica ahorrar dinero e invertirlo de forma inteligente, con el objetivo de conseguir una renta de cara al futuro.

Puedes abrir un plan de pensiones, invertir en bolsa o incluso comprar bienes raíces para ahorrar la renta o para alquilar. El objetivo es conseguir complementar la pensión pública con unos ingresos estables que permitan pasar una jubilación tranquila.

Lo cierto es que nunca eres demasiado joven para planificar una jubilación. Si no puedes ahorrar por falta de ingresos, deberías primero invertir en tu negocio para que crezca y después empezar a destinar una parte al ahorro privado y a las inversiones. Para ello, quizá tengas que apretarte el cinturón y reducir gastos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...